Policías encubiertos vigilarán educación de taxistas en Nueva York

Nueva York.- Agentes de la policía encubiertos vigilarán que los taxistas de Nueva York traten con educación a sus pasajeros y que les ofrezcan todos los servicios que tienen disponibles.

Esta es una de las últimas medidas puestas en marcha por la ciudad para presentar su cara más amable a los millones de turistas que recibe al año (46 millones en 2007), aunque también a los habitantes de una de las urbes más frenéticas del mundo.

Es el acelerado ritmo que marca la Gran Manzana el causante, para muchos, de que a veces se olvide la cortesía y buenas maneras, y un buen ejemplo de ello son los taxis.

Las quejas por el "mal trato" o "escasa educación" que muestran los taxistas a sus clientes no dejan de llegar a la Taxi&Limousine Commission, la agencia responsable de las licencias y el servicio de taxis.

Para evitar esta situación, anunció este jueves que agentes suyos así como policías encubiertos se harán pasar por pasajeros para asegurarse de que los taxistas cumplen con sus obligaciones o simples reglas de cortesía mínima.

Entre ellas, no hablar por celular mientras conducen –algo que pocos cumplen, sobre todo en el turno de noche-, o bajarse del auto para ayudar a colocar maletas o bultos en la cajuela, lo que no hacen ni siquiera cuando se trata de mujeres o gente de avanzada edad.

A esto se suman ahora las excusas que dan muchos para no dejar al pasajero pagar con tarjeta de crédito, un nuevo servicio obligatorio desde el pasado octubre, pero que algunos se niegan a ofrecer para evitar que les quiten la comisión del 5.0 por ciento que tienen que descontar del precio del viaje.

Aquellos que violen estas normas serán multados y los que sean reincidentes se enfrentarán a la retirada del permiso de manejar taxis.

Matthew Daus, presidente de la Taxi&Limousine Commission señaló que el objetivo final es recordar a los taxistas que "el pasajero siempre tiene la razón".

Por su parte, la dirigente de la Alianza de Trabajadores del Taxi, una de las mayores organizaciones gremiales del ramo, Bhairavi Desai, señaló que la medida es "una persecución de los conductores".

Este grupo convocó dos huelgas en los pasados meses para protestar por la obligación de tener que instalar en todos los taxis una pantalla de televisión con Internet, un sistema de localización satelital (GPS) y la terminal para poder cobrar con tarjetas de crédito.

Esto es lo que más rechazo ha provocado entre los taxistas por la comisión que les restan. Una reciente investigación del diario The New York Times señaló que muchos de los taxistas ponían distintas excusas para exigir al pasajero que pagara con dinero metálico.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login