Reclamos en Bolivia por retraso en ayuda a víctimas de las lluvias

LA PAZ (AFP) – La desesperación y los reclamos comenzaron a sentirse en los poblados más castigados por las torrenciales lluvias que azotan a Bolivia, debido al retraso en la llegada de ayuda y socorro, mientras la cifra de muertes se elevaba a 30.

Poblaciones en el trópico central del departamento de Cochabamba y en la pujante región de Santa Cruz (este) hicieron urgentes llamados para recibir atención inmediata, pues el desborde de ríos ha anegado barrios enteros.

En las comarcas de San Isidro y Puerto Villarroel, en Cochabamba, el agua ha llegado a un metro y medio de altura, informó el matutino La Razón, mientras el director de Defensa Civil, Hernán Tuco, indicó que en esa zona “alrededor de 200 personas, (están) aisladas y deben ser evacuadas en helicópteros”.

Bolivia ya solicitó la asistencia de esas aeronaves a Brasil y Chile, pues el acceso a las zonas afectadas por tierra es imposible y por vías fluviales es un riesgo.

El director de Defensa Civil de Cochabamba, Ricardo Mercado, informó que hay la posibilidad de utilizar de manera inmediata dos helicópteros de propiedad de Estados Unidos que sirven para la lucha antidrogas, pero aún no llegó la solicitud del poder Ejecutivo.

En el departamento de Santa Cruz, los poblados de San Julián y Porongo eran los más afectados por los fuertes aguaceros, donde las tareas urgentes se vuelcan para evitar la propagación de enfermedades respiratorias.

“Vamos a pedir que se compre equipo para fumigar porque hay que evitar el brote de enfermedades”, dijo el concejal municipal de Porongo, Silvio Rojas, quien dijo temer brotes de dengue.

El prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, criticó al presidente, Evo Morales, por no tomar las previsiones urgentes para paliar los efectos de las lluvias que -según datos oficiales- ya dejaron 30 muertos, 7 desaparecidos y daños económicos que superan los 30 millones de dólares.

“El pasado año, El Niño causó desastres en el país y pese a ese antecedente el Gobierno no tomó recaudos para enfrentar el fenómeno de La Niña”, afirmó Costas.

Sin embargo las críticas también se han volcado hacia el prefecto de Santa Cruz, porque según el alcalde de la comarca de El Torno, Wilver Soliz, aún no llega maquinaria para atender los desastres.

La estatal Dirección Nacional de Defensa Civil ha reconocido que la atención no alcanza a todos los damnificados, según un reporte entregado a la AFP.

La oficina pública reportó que las familias damnificadas son “24.330” desde que comenzaron los aguaceros en noviembre, pero que las “familias atendidas sólo son 17.483”.

Las lluvias golpean con fuerza a los departamentos de Santa Cruz, Beni, Chuquisaca, Cochabamba, La Paz y Potosí, y en menor medida Pando y Oruro.

El director del estatal Servicio de Meteorología e Hidrología, Hubert Gallardo, afirmó este jueves que “no pasó lo peor” y que las lluvias continuarán en los próximos días.

De manera paralela, los ministerios de Defensa Nacional y Desarrollo Rural, Agropecuario y Medio Ambiente, han alertado en un comunicado público de inminentes inundaciones en el departamento ganadero del Beni y han pedido a pobladores y a criadores de ganado a desplazarse a tierras altas.

You must be logged in to post a comment Login