Sindicato campesino demanda vigencia de leyes laborales en California

San Diego.- El mayor sindicato campesino en Estados Unidos lanzó el miércoles una campaña para exigir al gobierno de Arnold Schwarzenegger imponer las leyes estatales de seguridad laboral, luego de la muerte de un mexicano por insolación en California.

La Unión de Trabajadores Agrícolas (UFW) que fundó el extinto dirigente César Chávez informó que la muerte del trabajador mexicano Eladio Hernádez, de 52 años, puso en evidencia que la agroindustria en California ignora las leyes que protegen a los campesinos.

El sindicato pidió el miércoles al público en general enviar correos electrónicos directamente al buzón del gobernador Schwarzenegger "para decirle que los campesinos necesitan de su ayuda y que sus leyes no se están aplicando".

El gobernador Schwarzenegger había promulgado en 2005 una ley que ordenaba a los agroindustriales y sus capataces proporcionar a los campesinos medidas de protección ante el calor veraniego.

Ese año murieron por lo menos cuatro campesinos por insolación en California.

La ley que menciona el sindicato concede a los campesinos breves periodos de descanso y lugares con sombra cuando las temperaturas son muy altas, agua potable y medidas de seguridad como teléfono celular e instructivos para emergencias.

Eladio Hernández pereció el pasado 9 de mayo cuando trabajaba en una cosecha en el Valle de San Joaquín -la región centro norte de California- en un ambiente de calor de unos 40 grados centígrados. La autopsia al campesino determinó que este murió por insolación, lo que le provocó una reacción cardiaca.

La primera ambulancia de socorro que llegó al lugar donde agonizaba Hernández se presentó con tres horas de retraso porque capataces y empresa fallaron en solicitar asistencia.

Cuando Hernández perdió la vida, el UFW lanzó una primera campaña con apoyo del público para exigir que las autoridades respectivas investigaran esa muerte con base en la ley de 2005.

Un dirigente sindical, Armando Elenes, dijo a Notimex que, bajo el argumento de esa ley, el sindicato lanzó la campaña que por primera vez llevó a las autoridades a investigar a fondo la muerte de un campesino por insolación en California.

Ahora que el sindicato tiene los resultados de esa indagación, las autoridades sólo multaron a la empresa contratista que inclumplió las leyes con 26 mil dólares por la muerte del campesino, pero el gremio exige que el gobierno de California inspeccione a toda la agroindustria.

La investigación sobre la muerte de Hernández la condujo la Oficina de Seguridad y Salud Laborales de California (CalOsha), pero el sindicato expresó indignación por el reporte que presentó esa institución.

Según ese reporte Eladio Hernández trabajaba en una área remota sin equipo ni teléfono disponible para emergencias que pudiera "evitar un innecesario retraso de tratamiento (médico); como resultado, la atención se dilató y un empleado de (la contratista) YNT pereció el 9 de mayo".

CalOsha también determinó que la empresa donde trabajaba Hernández carecía de instructivos para emergencias, que la empresa falló en informar a los trabajadores sobre la importancia de aclimatarse antes de iniciar sus labores, como lo exige la ley.

Pero según el sindicato, CalOsha minimizó sus conclusiones porque ignoró que Hernández esperó tres horas en agonía asistencia médica y que "sería imposible revisar a cada empleado para determinar si necesita un de

You must be logged in to post a comment Login