Director de “Super Size Me” va tras las huellas a Bin Laden en nuevo filme

PARK CITY, EEUU (AFP) – Tras someter su cuerpo durante un mes a un régimen de hamburguesas y papas fritas de McDonald’s en el elogiado documental “Super Size Me”, Morgan Spurlock se puso una meta más arriesgada: capturar al hombre más buscado del mundo, el líder de Al Qaeda Osama bin Laden.

El resultado -“Where in the World is Osama Bin Laden?”- fue estrenado esta semana en el Festival de cine independiente de Sundance, ante una audiencia deseosa de comprobar si Spurlock podía recrear la magia de su innovadora opera prima.

“Tuve la idea para la película en 2005”, contó Spurlock en una entrevista con la AFP. “(El presidente estadounidense George W.) Bush había sido reelecto, Bin Laden había divulgado una nueva grabación y (los expertos) decían, ‘¿Por qué no encontramos a este tipo, donde diablos está Osama Bin Laden?'”

Tras un entrenamiento para ayudarlo a evitar francotiradores y secuestradores, la película sigue a Spurlock mientras viaja por Marruecos, Israel, Egipto, Arabia Saudita, Afganistán y finalmente Pakistán, para intentar encontrar al fugitivo que sigue eludiendo a la CIA, al FBI y al Ejército de Estados Unidos.

Interroga a parientes lejanos de los terroristas del 11 de setiembre de 2001 y talibanes y deambula por los centros comerciales y supermercados sauditas pidiendo a los transeúntes pistas.

Pero de hecho, el filme es menos una búsqueda de Bin Laden que de lo que lleva a jóvenes musulmanes a adherirse a la filosofía anti-estadounidense del líder de al Qaeda.

“Lo que comenzó como ‘qué buen título para una película’ se convirtió en ‘¿Qué clase de mundo loco crea un Osama bin Laden?’ y comencé a preocuparme sobre traer a un niño a este mundo”, contó Spurlock. Sobre todo luego que se enteró que su esposa Alex estaba embarazada durante la pre-producción de la película.

La lección de la película, según Spurlock, es que la realidad del mundo post-11/9 no es blanco y negro.

“Aprendí que lo que vemos en la televisión estadounidense, en los medios, no es lo que el resto del mundo piensa de nosotros, o de ellos mismos. Es mucho más complicado que buenos contra malos”, dijo Spurlock. “La mayoría de la gente que conocí eran moderados, y creo que era importante escucharlos”.

“Hubo tantas personas que conocí que veían a Estados Unidos con tanta esperanza (…) esperanza de que Estados Unidos cambiará. Quieren que Estados Unidos sea un modelo de democracia y deje de apoyar dictadores”, añadió.

Finalmente, tras llegar hasta la región Peshawar en Pakistán, Spurlock abandona la búsqueda para regresar a casa con su esposa, que está a punto de dar a luz.

“Si lo hubiera encontrado, me hubiera encantado sentarme con él y preguntarle, ‘¿Cómo puede terminar todo esto? ¿O nunca terminará? ¿Cuál es la respuesta?'”.

You must be logged in to post a comment Login