Gobierno ordena investigar espionaje a políticos y periodistas en Bolivia

LA PAZ (AFP) – El presidente en ejercicio de Bolivia, Alvaro García, ordenó este viernes a la Policía investigar las denuncias de espionaje a políticos, funcionarios y periodistas, tras recibir fuertes críticas de la oposición que responsabiliza del hecho al propio gobierno.

García, que ocupa el cargo interinamente, mientras dura el viaje del presidente Evo Morales a Argentina, pidió al comandante de la Policía, general Miguel Vásquez, "informar en las siguientes horas" sobre las denuncias surgidas, "para una evaluación" del poder Ejecutivo.

Varios canales privados de televisión revelaron el jueves que prefectos adversarios al gobierno, dirigentes políticos, congresistas del oficialismo y de la oposición, líderes civiles y periodistas son sometidos a seguimiento, lo que desató un escándalo.

El comandante de la Policía, general Miguel Vásquez, fue el primero en establecer dónde podrían surgir esas acciones suprepticias, al responsabilizar a la oficina de Inteligencia, la que depende orgánicamente de su despacho, pero negó que haya ordenado el seguimiento a políticos y autoridades regionales.

"Allá (Departamento de Inteligencia) les darán las respuestas, aquí jamás se ordenó seguimiento alguno a ninguna persona", afirmó a la prensa el jefe policial, antes de recibir la instructiva presidencial.

El director de Inteligencia, José Luis Centellas, sólo dijo de manera escueta que "esto es guerra sucia" contra él, sin dar más detalles ni aclarar el proceso interno que se le inició por las denuncias de espionaje.

El presidente interino García negó cualquier responsabilidad de la administración del presidente Morales "en el seguimiento de personas políticas y personas civiles".

Si embargo, el líder del partido derechista Podemos, Jorge Quiroga, afirmó que "es lamentable cómo el gobierno está utilizando recursos, personal e infraestructura del Estado para seguir a los adversarios políticos", y señaló que "urge una investigación a fondo".

El poderoso prefecto de la pujante región de Santa Cruz, Rubén Costas, dijo que no teme el espionaje contra él y aseguró que es sometido a seguimiento, cuando se desplaza vía aérea desde su ciudad a otras poblaciones bolivianas.

"Yo me di cuenta que nos estaban grabando en un aeropuerto. Hay cubanos y venezolanos metidos en esto", afirmó Costas, sin dar más detalles sobre su revelación.

Mientras tanto, el influyente senador oficialista Antonio Peredo -hermano de un lugarteniente del guerrillero Ernesto Che Guevara en la década de 1960- restó importancia y consideró excesivo el matiz que la oposición le quiere dar al incidente.

"Es una absoluta exageración el hecho de que se está dando seguimiento o persecución, como si se tratara de una cosa fuera de lugar. Esto ha ocurrido siempre y se presenta como si fuera la implantación de un gobierno totalitario", afirmó el parlamentario.

Según la lista difundida por medios locales, el espionaje se realizó a los prefectos opositores Rubén Costas (Santa Cruz), Manfred Reyes Villa (Cochabamba), Mario Cossío (Tarija), José Luis Paredes (La Paz) y al jefe de Podemos, Jorge Quiroga.

También aparecen en los reportes, el presidente del Senado, Oscar Ortiz, los parlamentarios oficialistas Gustavo Torrico y Guido Guardia, líderes civiles y un periodista de la televisora privada Unitel, el principal medio opositor.

You must be logged in to post a comment Login