Contará Súper Tazón XLII con inmejorable escenario.

Por Lucio García Estrada

La NFL se ha modernizado en todos aspectos, atrás quedaron los estadios que rememoran viejas batallas, para dar paso a estructuras espectaculares vanguardistas que dan cabida cómodamente a miles de aficionados.

El Súper Tazón XLII se disputará en la superficie del más moderno y espectacular estadio, no de la NFL, del mundo, el University of Phoenix Stadium, hogar de Cardenales de Arizona, toda una joya de la arquitectura e ingeniería.

El nido de los "Pájaros Rojos" podría decirse que es la "envidia" de todo el mundo, donde Patriotas y Gigantes disputarán el juego por conseguir el Trofeo Vince Lombardi y convertirse en campeones de la NFL.

En los últimos años el Súper Tazón se ha realizado en los más flamantes estadios, construídos únicamente para que ahí se juegue este deporte, en la edición XXXVIII fue el Reliant Stadium de Houston, al año siguiente el Alltel Stadium de Jacksonville y para el Súper Tazón XL, el Ford Field.

Ahora el coloso ubicado en 1 Cardinals Drive, Glendale, Arizona, que tuvo un costo de 455 millones de dólares, propiedad del gobierno de ese estado, es una de las maravillas tecnológicas más impresionantes del planeta.

Cuenta con un techo retráctil y aire acondicionado, pero eso no es lo sorprendente, la superficie que cuenta con césped natural conocido como Pasto híbrido de Bermuda, puede salir del estadio para que el sol ayude al mantenimiento del campo.

Con capacidad de 65 mil espectadores, tiene la facultad de expandirse y darle cabida a 73 mil 719 aficionados, cómodamente sentados que pueden disfrutar de comida, tiendas y muchas otras cosas además de tener una excelente visión de campo desde cualquier sitio.

Fue inaugurado el 1 de agosto del 2006 y en el primer juego que se realizó Cardenales derrotó a Acereros de Pittsburgh 21-13, duelo de pretemporada y en el primer juego de temporada regular nuevamente Arizona salió con la victoria al superar 34-27 a 49"s de San Francisco.

Con tan poco tiempo de historia el University of Phoenix Stadium ya implantó la marca de más asistencia en la historia de un juego de fútbol soccer en Estados Unidos, récord que se impuso el pasado 7 de febrero, cuando 62 mil 462 aficionados vieron la victoria de Estados Unidos 2-0 sobre la Selección de México.

Tanto Patriotas de Nueva Inglaterra como Gigantes de Nueva York saben lo que es jugar en un estadio nuevo el Súper Tazón, los neoyorquinos no tienen buenos recuerdos, pues fue en el entonces flamante Raymond James Stadium donde recibieron una paliza por parte de Cuervos de Baltimore, en el Súper Tazón XXXV.

Patriotas por el contrario ha salido con triunfos del Reliant Stadium en Houston, al vencer a Panteras de Carolina 39-29 en el Súper Tazón XXXVIII y del Alltel Stadium, donde superó 24-21 a Aguilas de Filadelfia en el Súper Tazón XXXIX.

El University of Phoenix es el vivo ejemplo de cómo una ciudad nació en medio del desierto para contruir el estadio más grande, cómodo, y moderno de la NFL, donde el próximo 3 de febrero se disputará el Súper Tazón XLII.

El sitio ya es histórico, por lo que representa ahora, la nueva cara de la NFL, y porque cualquiera que resulte ganador marcará una página en la historia de la liga, Patriotas puede convertirse en el único equipo en terminar una temporada de 16 juegos y tres de playoffs invicto.

Pero si Gigantes sale con el triunfo también será histórico por acabar con la racha perfecta de Nueva

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login