Denuncian tráfico de esclavos africanos a Reino Unido

Londres.- Niños africanos son vendidos y "traficados" al Reino Unido para ser explotados como esclavos, publicó el domingo el periódico británico The Sunday Telegraph.

Los infantes, algunos de ellos bebés, son vendidos por sus padres a bandas criminales y traficantes de personas, según una investigación realizada por el rotativo.

De acuerdo con el Telegraph, a un reportero encubierto le fueron ofrecidos en venta varios niños por sus padres en Nigeria: dos niños de tres y cinco años de edad respectivamente por cinco mil libras, o uno por dos mil 500, y un bebé de 10 meses por dos mil libras.

Niñas adolescentes, algunas aún embarazadas, estaban dispuestas a vender a sus bebés por menos de mil libras.

El periódico señaló que un traficante internacional contactado en Lagos, Nigeria, dijo que compra hasta 500 niños al año.

El periódico expuso que padres africanos pobres son engañados por las promesas de los traficantes de "una mejor vida" para sus hijos en ciudades ubicadas a miles de kilómetros de distancia, incluyendo Londres, Birmingham y Manchester.

Los niños son luego revendidos a un elevado precio como "ayudantes domésticos" a familias africanas en el Reino Unido, pero también en otros países europeos y en Norteamérica.

Los traficantes usan una red de funcionarios corruptos y otros traficantes para obtener pasaportes y visas, a menudo dando nuevos nombres a los niños.

Muchas de las víctimas son trasladadas por aire directamente desde Lagos a los aeropuertos británicos. Otras son trasladadas a través de otras naciones de Africa occidental como Ghana y Benín hacia ciudades de "tránsito", como París.

Un creciente número de infantes esclavos africanos llegan al Reino Unido sin compañía como solicitantes de asilo, o custodiados por "padres adoptivos privados".

Una vez en el Reino Unido, los niños son usados como medio fraudulento para obtener viviendas y otras prestaciones de beneficencia por miles de millones de libras al año.

Desde la edad de siete años, en vez de ser enviados a la escuela son explotados como esclavos domésticos, obligados a trabajar hasta 18 horas al día, aseando, cocinando y cuidando niños más jóvenes, o en restaurantes y tiendas.

Algunos son sometidos a abusos físicos y sexuales, mientras que otros son incluso acusados de ser brujos y se convierten en víctimas de ritos de exorcismo en iglesias africanas "tradicionales" en el Reino Unido.

Activistas contra el tráfico de personas demandaron anoche al gobierno y a la policía tomar "acciones urgentes" para poner fin a esta "esclavitud infantil del siglo XXI", indicó el periódico.

"Estos niños son víctimas de abusos bajo nuestras narices y en nuestro propio país", dijo Chris Beddoe, director de End Child Prostitution and Trafficking, una coalición de organizaciones humanitarias con sede en el Reino Unido.

El ministro del Interior para la prevención del tráfico de personas, Vernon Coaker, calificó a los traficantes de niños de "malvados" y dijo que quien sea capaz de comprar y vender bebés está "enfermo".

Pero David Davis, "ministro del Interior" del gabinete alterno del opositor Partido Conservador, dijo que el gobierno del Partido Laborista "no ha adoptado acciones decisivas para frenar el tráfico humano".

Un reciente estudio del Centro de Protección Infantil del gobierno afirmó que 330 niños, incluy

You must be logged in to post a comment Login