Fidel cumple año y medio alejado del poder pero en un mes aclara su papel

LA HABANA (AFP) – Fidel Castro cumple este domingo año y medio de convalecer de una enfermedad que lo obligó a ceder el poder a su hermano Raúl, pero dentro de un mes se definirá si continúa o será relevado como presidente de Cuba.

El líder de 81 años deberá aclarar si acepta ser postulado y reelecto como presidente del Consejo de Estado, cuyos 31 miembros serán designados por el Parlamento elegido el pasado 20 de enero, en su primera sesión el próximo 24 de febrero.

Esta semana comienza un proceso de consultas y entrevistas a los 614 diputados para conformar, de entre ellos, la nómina de candidaturas de ese órgano Ejecutivo, que será sometida a votación -directa y secreta- del nuevo Parlamento.

Fidel Castro fue ratificado como diputado por lo que quedó técnicamente habilitado para la reelección, pero su largo estado de convalecencia mantiene la incógnita en torno a su continuidad o el papel político que desarrollará a futuro.

“Estamos en tres y dos”, comentó a la AFP un obrero retirado de 72 años, en su casa en el barrio El Vedado, usando términos de béisbol para describir la expectativa de cara al 24 de febrero. “Aunque Fidel siga, esperamos cambios económicos”, añadió.

Dirigentes de alto rango dejaron entrever que será postulado, pero él tendrá la última palabra. “Es obvio” el “éxito en el proceso de su recuperación, pero tiene derecho a decir ‘sí’ o ‘no'”, dijo el jefe parlamentario Ricardo Alarcón la semana pasada.

El presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva lo visitó el 15 de enero y dijo haberlo visto con una “salud impecable”, una “lucidez increíble” y “listo para asumir su papel político”.

Pero en un texto publicado en la prensa al día siguiente, Castro admitió que no goza de “capacidad física necesaria” para hablar en público. “Hago lo que puedo: escribo”, dijo.

Desde el 29 de marzo, el líder cubano, visto por última vez en público en la tribuna en dos actos en oriente el 26 de julio de 2006, publica mensajes y comentarios llamados “Reflexiones del Comandante en Jefe”.

“Cuando enfermé gravemente la noche del 26 y la madrugada del 27 de julio, pensé que sería el final”, dijo el jueves en uno de los tres artículos que escribió para contar lo que habló con Lula en dos horas y media, el último publicado este domingo.

De ese encuentro fueron difundidos un video y fotografías, en los que Castro luce aún delgado pero animado, en traje deportivo -que viste casi siempre para las imágenes, desde que enfermó-.

En recientes mensajes, escribió que no se aferra al poder y expresó apoyo a Raúl Castro, a quien delegó sus cargos con carácter provisional el 31 de julio de 2006, cuatro días después de la primera de varias operaciones.

Raúl, de 76 años, quien hace seis meses anunció “cambios” para encarar los problemas de baja producción, falta de transporte, vivienda y alimentos, afirmó hace una semana que el nuevo Parlamento deberá tomar “grandes decisiones”.

“Fidel está enfermo, pensando, nadie discute su liderazgo histórico. Raúl está gobernando y queremos que cumpla lo que dijo, que pasemos a la práctica. Esperamos que él y el nuevo Parlamento hagan un movimiento en la economía”, dijo un vendedor de pizza del barrio de Miramar.

Raúl advirtió que las soluciones llegarán “poco a poco”; mientras que Fidel, que conforme se ha ido recuperando se refiere con más frecuencia en sus artículos a la situación en Cuba, ha llamado a la “unidad” y a no esperar “milagros” de la revolución.

“Ni soñar (…) que las soluciones de nuestros problemas son fáciles y están a la vuelta de la esquina”, dijo el viernes en su segundo texto de la visita de Lula, mientras que en el de este domingo fustigó a quienes llamó “gusanillos” que reniegan del socialismo.

You must be logged in to post a comment Login