Loeb estrena 2008 ganando por quinta vez el Rally de Montecarlo

MONACO (AFP) – El francés Sébastien Loeb (Citroen C4) ganó por quinta vez el Rally de Montecarlo este domingo, sin verse amenazado en ningún momento por el Ford Focus del finlandés Mikko Hirvonen, 2o a más de dos minutos, inaugurando el Mundial 20008 WRC de la mejor manera posible.

Esta quinta victoria junto a su copiloto monegasco, Daniel Elena, tras las de 2003, 2004, 2005 y 2007, hace que Loeb supere en el palmarés a tres pilotos históricos, todos cuádruples vencedores: el italiano Sandro Munari (72, 75, 76, 77), el alemán Walter Rohrl (80, 82, 83, 84) y el finlandés Tommi Makinen (99 a 2002).

En busca de su quinto título mundial consecutivo, Loeb, en cabeza desde la segunda hasta la 19a especial en el Principado, volvió a impresionar durante todo el rally, marcando 10 tiempos scratch de 19 y dejando las sobras a sus compañeros, que como de costumbre luchaban por los accésits.

Pero, al contrario que en 2007, esta vez no hubo doblete de Citroen por culpa del turbo del C4 de Dani Sordo, que se rompió el sábado en la ES11. El joven español se consoló el domingo firmando otro mejor tiempo, el cuarto del fin de semana, en la ES16.

En el cuadro de honor de esta 76a edición, el australiano Chris Atkinson (Subaru Impreza) superó por poco al belga François Duval (Ford Focus) para subirse al tercer peldaño del podio tras cuatro días de competición y 362 km cronometrados.

Ambos marcaron el mejor tiempo en el último tramo, una miniespecial de 2,7 km en el puerto de Mónaco, durante la que un hombre resultó levemente herido al caerse cuando el Citroen Xsara del zimbabuense Conrad Rautenbach se estrelló contra el muro de hormigón tras el que asistía al espectáculo.

Duval, que el domingo por la mañana había pasado de estar a 20 segundos de Atkinson a estar a uno solo con sus victorias en la ES15, ES17 y la ES18, se quedó en puertas del podio. Para el australiano de 28 años, en constante evolución, es el segundo podio de su carrera tras el de Japón en 2005.

Con su 37a victoria, Loeb lidera el campeonato del mundo WRC de pilotos desde el comienzo de la temporada, con 2 puntos más que Hirvonen. Aunque todo podría haber acabado el sábado por la mañana en la ES11, cuando Loeb pasó muy cerca de un gendarme inconsciente que cruzaba la carrera en ese momento.

El próximo rally será en principio más difícil para el francés dentro de dos semanas en Suecia (8 al 10 de febrero), si hay suficiente nieve para organizar la prueba sin disgustar demasiado a los ecologistas. Durante la próxima semana, se tomará una decisión para que los camiones salgan hacia el país escandinavo.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login