Cancilleres de Sudamérica aprobaron en Colombia formación de bloque regional

CARTAGENA, Colombia (AFP) – Los cancilleres y representantes de once países aprobaron este domingo en el puerto colombiano de Cartagena el tratado constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en un encuentro que tenía previsto concluir el lunes.

El canciller boliviano, David Choquehuanca, quien detenta la presidencia de la Unasur, dijo en conferencia de prensa que la reunión concluyó debido a que quedó lista la propuesta de constitución del bloque regional, que ahora deberá ser presentada a consideración de los mandatarios de los once países.

"El tratado deberá ser aprobado en la tercera cumbre presidencial", cuya organización "a la brevedad posible" fue encomendada a Bolivia, dijo Choquehuanca.

En su balance sobre los resultados del encuentro, al que asistieron siete cancilleres suramericanos y representantes de otros cuatro países, Choquehuanca destacó que también se aprobó la creación de un grupo de trabajo dirigido a constituir un mecanismo para solución de controversias en materia de inversiones.

Al instalar la reunión, el canciller colombiano, Fernando Araújo, advirtió que el "proceso integrador tiene que buscar los espacios en donde pueda existir una comunidad de intereses, a pesar de las diferencias que pueda haber entre nuestros gobiernos".

De igual forma, anotó que "el espíritu de la unión de naciones suramericanas debe ser siempre la consolidación de un mecanismo incluyente y abierto a la interlocución con terceros".

El encuentro se desarrolló en medio de la crisis diplomática entre Colombia y Venezuela, por las denuncias del presidente Hugo Chávez de que Washington y Bogotá preparan una "provocación bélica" en su contra, y que la unión regional está siendo torpedeada por Colombia.

El canciller venezolano, Nicolás Maduro, había ratificado esa aseveración en declaraciones a periodistas, porque, según Venezuela, Colombia venía aplazando indefinidamente la celebración de la cita.

Maduro reveló que el tema de la cumbre presidencial, que debería haberse celebrado en diciembre, fue motivo de una amplia discusión en el seno del encuentro de Cartagena.

La reunión de Cartagena permitió también una reunión de 30 minutos entre los cancilleres de Colombia y de Venezuela -que mantienen congeladas las relaciones bilaterales-, durante la cual Maduro reiteró las denuncias de Chávez sobre el presunto complot en su contra.

"Tuvimos la oportunidad de manifestarle al canciller Araújo, la preocupación (…) por las informaciones que dicen que hay sectores aventureros anti-venezolanos que pudieran estar detrás de un plan para una provocación de carácter militar contra Venezuela y contra la paz", señaló Maduro.

El ministro venezolano reiteró que "con el gobierno del presidente Alvaro Uribe tenemos profundas diferencias de concepto sobre el proceso de unión suramericana y de concepto sobre el proceso de paz que necesariamente tiene que desarrollarse en Colombia".

Araújo se abstuvo de responder a las declaraciones de Maduro, señalando que Colombia y Venezuela mantienen abiertos los canales diplomáticos y a través de ellos continuarán manejando la situación discretamente.

No obstante, expresó que "nuestra relación con Estados Unidos no puede tomarse como una relación contra otros países".

En tal sentido, enfatizó que Bogotá y Washington mantienen "una excelente relación" y en "esa din&aac

You must be logged in to post a comment Login