Entra en santuario indocumentada Flor Crisóstomo

Chicago.- La indocumentada mexicana, Flor Crisóstomo, entró el lunes en refugio "santuario" en la misma iglesia en la que estuvo la activista Elvira Arellano para evitar la orden de deportación en su contra.

En rueda de prensa, la mexicana originaria del sureño estado de Oaxaca, de 28 años, explicó que su decisión es una forma de lucha por la reforma migratoria basada en la difusión de la verdadera causa de la migración mexicana.

"Es importante que la comunidad sepa que la raíz del problema es el Tratado de Libre Comercio de Norteamerica (TLCAN), que ha perjudicado a nuestro país, México, y nos obliga a salir de nuestras comunidades", afirmó.

Pidió que no se la compare con Elvira Arellano, ya que ella ha formado su propia historia, y se encuentra sin ningún argumento legal para negarse a la deportación.

La madre de tres hijos que viven en el también sureño estado de Guerrero, y a los que no ha visto desde hace casi ocho años, tiene una orden de deportación que debería cumplirse este lunes.

La ex obrera, convertida en activista desde su detención en 2006, dijo que desde su refugio seguirá coordinando en Illinois la campaña "América abre los ojos", de difusión sobre las causas económicas de la migración.

"No necesito ser académica para saber que es el TLCAN y cómo ha dividido a México y a millones de familias. Yo estoy aquí por eso", aseguró Flor Crisóstomo.

También reprochó el uso negativo del tema de la inmigración que están haciendo los candidatos estadunidenses presidenciales para obtener votos.

"Tenemos que mostrarle al pueblo norteamericano que no somos los inmigrantes los culpables de todos los problemas, y cómo los tratados internacionales están perjudicando a nuestros países de origen", añadió.

Para la activista no es ajeno el templo donde se refugiará por tiempo ilimitado, ya que compartió cuarto con Elvira Arellano y su hijo, deportada en agosto pasado.

Además de recibir a Crisóstomo, la Iglesia Metodista San Adalberto, que albergó a Elvira Arellano durante un año, abrió refugio a cinco indocumentados más procedentes de Wisconsin.

El pastor Walter Coleman dijo que existe lugar en el inmueble ubicado en el noroeste de Chicago, en el vecindario puertoriqueño de Humboldt Park, para alojar a más personas.

Sin embargo, adelantó que buscará corroborar que existan condiciones en templos metodistas de Wisconsin para mantener a los otros indocumentados más cerca de sus familias.

Varios líderes comunitarios expresaron su apoyo al refugio santuario para los seis indocumentados, en un evento organizado por el Centro Sin Fronteras, que preside Ema Lozano, esposa del pastor Coleman.

En tanto, Gail Montenegro, vocera de la oficina del Servicio de Inmigración y Aduanas, reiteró que los agentes de Inmigración tienen la obligación de hacer cumplir la ley, y lo harán "en los tiempos y lugares apropiados".

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login