Diputados salvadoreños anulan aumentos tras protestas

SAN SALVADOR (AFP) – La protesta de diferentes sectores en El Salvador obligó a los diputados a iniciar el camino para revertir un jugoso incremento salarial que oscilaba entre 1.840 y 2.920 dólares mensuales, en un país donde el 40% de los 5,8 millones de habitantes viven en la pobreza.

El desproporcionado aumento atizó en los medios de comunicación los más encendidos comentarios de repudio por parte de grupos empresariales, universidades y organizaciones no gubernamentales que lo reprocharon y cuestionaron la moral de los diputados.

La encargada en denunciar el secreto mejor guardado y maquillado por los parlamentarios como "gastos de representación", fue la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda), luego de que ya se hubieran cobrado sus cheques con el exorbitante incremento.

"A pesar que ya hay un acuerdo mayoritario en la Asamblea Legislativa para anular el incremento, no vamos a descansar hasta que se castigue a los responsables de semejante ilegalidad, porque el incremento no fue contemplado en la ley de salarios, sino que se utilizaron mecanismos oscuros para disfrazarlo", declaró a la AFP el portavoz del FMLN, Sigfrido Reyes.

Los diputados de la gobernante Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha) renunciaron el lunes al aumento, tras una orden del consejo ejecutivo del partido.

El presidente salvadoreño Elías Antonio Saca, al explicar la decisión del directorio de Arena, comentó que los salarios desentonan con la política de austeridad del país.

"Creo que los salarios, el aumento que se ha dado, no guarda la proporcionalidad, no guarda las líneas de acción de la austeridad del Estado, por esa razón, el COENA (directorio) ordenó a los diputados, hacer las gestiones, para que por la vía administrativa, como lo hicieron, revirtieran el aumento salarial", señaló Saca.

La Comisión de Hacienda del Congreso elaboró un proyecto de ley en el que establece que el presidente de ese órgano de Estado devengará un salario mensual de 5.781,71 dolares; los cuatro vicepresidentes 5.225,15; los secretarios y jefes de bancada 4.854,30 y los diputados en general 4.025,72 dólares, suma que incluye gastos de representación.

El gran perdedor con la marcha atrás es el Partido de Conciliación Nacional (PCN, derecha), que utilizó diferentes argumentos para defender la validez de la medida.

El diputado del PCN, Mario Ponce, declaró que "esto (el incremento) es algo en donde los diputados de la llanura no tenemos nada que ver. La respuesta de todo este embrollo la tiene que dar la junta directiva".

"Las críticas de la población y el costo político en un año preelectoral incidieron para que la Asamblea busque otra vez revertir el aumento", afirmó por su parte el diario La Prensa Gráfica.

Un poco más de 4 millones de salvadoreños irán a las urnas en enero y marzo de 2009 para elegir presidente, diputados y concejeros municipales.

You must be logged in to post a comment Login