El Queen Elizabeth 2 se despide de Montevideo

MONTEVIDEO (AFP) – Montevideo recibió este martes por última vez, bajo un calor inclemente, al crucero “Queen Elizabeth 2” en una escala de la vuelta al mundo final que realiza este paquebote, antes de convertirse en un hotel flotante de siete estrellas en Dubai.

Thomas Quiñones, alemán radicado en Costa Rica y encargado de prensa del crucero, dijo a la AFP que “esta última vuelta al mundo” implica “el final de la gran era de la época de oro, porque el ‘Queen Elizabeth 2’ es el último gran transatlántico”.

“Hoy estos barcos se fabrican a una escala más llana, como el ‘Queen Victoria’ (botado en diciembre último), para permitir su entrada a todos los puertos”, indicó.

Quiñones evocó como “maravillosa” la “reunión de las tres reinas, el Queen Elizabeth 2, el Queen Mary 2 y el Queen Victoria”, el 13 de enero, cuando zarparon juntas de la bahía de Nueva York.

Los tres cruceros más famosos del mundo, de la compañía marítima británica Cunard, habían anclado juntos en ese puerto por primera vez en su historia, y partieron en la noche pasando junto a la Estatua de la Libertad, iluminados por fuegos artificiales.

“Esa reunión jamás va a volver a suceder”, dijo, pues el 27 de noviembre el Queen Elizabeth 2, comprado en 100 millones de dólares por Dubai, se convertirá en un hotel de lujo y quedará apostado en la isla artificial con forma de palmera que el emirato construyó en su litoral.

El Queen Elizabeth 2, que realizó su primer viaje entre el puerto británico de Southampton y Nueva York en 1969, tiene un desplazamiento de 70.300 toneladas y casi 300 metros de eslora -más grande que el Titanic- y alcanza una velocidad de 32,5 nudos (60 km/h).

Quinones dijo que el crucero contaba con 1.600 pasajeros y 1.000 tripulantes, y que la vuelta al mundo puede costar entre 5.000 y 8.000 dólares por persona. “Pero en los ‘penthouse’ del barco, el costo puede ser de un cuarto de millón de dólares por persona”.

Indicó que las escalas en la capital de Uruguay son interesantes para los británicos, pues “Montevideo está muy atada a la historia de la Segunda Guerra Mundial”.

En efecto, frente a la costa uruguaya (370 km al este de Montevideo), el 13 de diciembre de 1939, el acorazado de bolsillo alemán Graf Spee se enfrentó con los cruceros británicos Exeter y Ajax, y el neozelandés Achilles, en la Batalla del Río de la Plata, uno de los primeros choques navales de aquella guerra.

“A los británicos les interesa eso, y además ahora les gusta ir al Museo Naval a ver el águila del Graf Spee”, que fue reflotada de las aguas del Río de la Plata en febrero de 2006.

Además, en Uruguay se tejió una importante red de espionaje durante ese conflicto bélico.

En mayo de 1972, mientras realizaba una ruta entre Nueva York y Southampton, el Queen Elizabeth 2 fue objeto de una amenaza de bomba, que a la postre se reveló como falsa luego de una búsqueda de parte de los tripulantes y un equipo especializado lanzado al mar en paracaídas.

El bromista fue arrestado por el Buró Federal de Investigaciones estadounidense (policía federal, FBI) y el incidente inspiró la película “Juggernaut”.

En 1982 el Queen Elizabeth 2 transportó a 3.000 soldados británicos en la guerra de las Malvinas, que enfrentó a Gran Bretaña con Argentina por la posesión de ese archipiélago del Atlántico Sur.

You must be logged in to post a comment Login