Pagan 7.800 euros por un sombrero de Mitterrand, 8.000 por su toga

PARIS (AFP) – Un sombrero de François Mitterrand fue adjudicado en 7.800 euros (9.666 con los gastos incluidos), mientras su toga de abogado se adquirió por 8.000 euros (9.914), durante la subasta realizada el martes en París del guardarropa personal del fallecido presidente francés, comprobó la AFP.

Uno de los sombreros de Mitterrand, un modelo de fieltro marrón de marca Arnys, fue objeto de una larga puja, que terminó con su adjudicación a un precio casi cien veces superior a la estimación inicial (80 a 120 euros).

El comprador dijo a la AFP que lo había comprado por cuenta del Partido Socialista francés, pero se negó a dar su nombre.

La toga de abogado del ex presidente (que falleció en 1996), realizada por Cerruti y bordeada de armiño, fue adquirida por 8.000 euros por el abogado Karim Achoui.

“Perteneció a un colega eminente y es importante que quede en manos de un abogado”, declaró a la AFP Achoui, que fue noticia el año pasado en Francia, al ser herido a balazos, en junio, y acusado de complicidad en una quiebra, en septiembre.

El actor y director Alain Chabat compró un chapka (gorro ruso de piel), explicando que “Mitterrand es una historia, una época”.

La venta de ropa y objetos personales de Mitterrand atrajo a unas 300 personas, compradores potenciales o simplemente curiosos, a la sala de ventas. El interés que suscitó obligó a los organizadores a realizarla en una sala más grande que la prevista, pese a lo cual decenas de personas debieron seguirla de pie.

La subasta de 368 objetos que pertenecieron al hombre que presidió Francia entre 1981 y 1995, fue organizada por su viuda, Danielle Mitterrand, en beneficio de la asociación France-Libertés, que ella preside.

Según la casa de ventas, la subasta aportará a Danielle Mitterrand entre 60.000 y 90.000 euros.

Otro lote sumamente esperado, un par de pantuflas de terciopelo negro con una rosa roja bordada, se vendió en 1.000 euros, cuando había sido estimado entre 150 y 200 euros. Se trata quizá de las pantuflas más caras de la historia.

Una mezcla de curiosidad y fascinación parecía motivar a buena parte de los compradores, como Guillaume, joven militante socialista nacido en 1981 (el año de la primera elección de Mitterrand a la presidencia), que compró varios de los 30 trajes subastados, que cuenta poner en maniquíes de madera.

Menos militante, Jeanine, una mujer jubilada, vino para “comprar objetos típicamente mitterrandianos, sombreros, bufandas o gorras, para regalar a sus amigos partidarios de Mitterrand”. “Aunque yo no soy socialista”, aclaró.

Lejos del compromiso político, otros compradores buscaban simplemente ropa de marca a buen precio. “Yo necesitaba trajes, y la venta Mitterrand es el negocio de la década”, explicó Laurent Forge, que adquirió varios.

Es verdad que, exceptuando los objetos más emblemáticos de Mitterrand, muchos elementos de su guardarropa se adjudicaron a precios cercanos a las estimaciones. Por ejemplo, entre 300 y 400 euros por un traje Cifonelli.

You must be logged in to post a comment Login