Piden ceder terrenos para muro fronterizo

Dallas.- Al menos una docena de propietarios de terrenos del área de Brownsville, Texas, tendrán que ceder de manera temporal sus propiedades para permitir la construcción del muro fronterizo con México.

El juez Andrew Hanen, otorgó al gobierno federal este fin de semana, acceso a los terrenos por seis meses para realizar mediciones, marcaciones y otras labores relacionadas con la construcción de la cerca, caminos, barreras, luces y estructuras para asegurar la frontera.

Hanen ordenó a las autoridades consultar con los propietarios de terrenos los trabajos a efectuar en sus lotes, a fin de reducir al mínimo los daños a las propiedades.

La orden es similar a la emitida hace dos semanas por otro magistrado federal en contra de la ciudad de Eagle Pass para obligarla también a ceder sus terrenos y permitir el acceso a los técnicos que realizan las mediciones para la edificación del muro.

El gobierno federal interpuso demandas contra la ciudad de Eagle Pass y a la docena de propietarios de terrenos de Brownsville, bajo el poder de interés público para obligarlos por la vía judicial a ceder sus terrenos.

Según el texto de las demandas, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) busca tener acceso a los terrenos por espacio de 180 días "para realizar medidas, análisis y pruebas a fin de planear la construcción del muro propuesto para ayudar a asegurar la frontera.

Una vez que se construya el muro, el gobierno federal deberá negociar con los dueños de los terrenos afectados por la obra para adquirir sus propiedades o requisarlas por interés público.

En diciembre pasado, el secretario de Seguridad Nacional, Michael Chertoff, dio a los propietarios de terrenos ubicados sobre la frontera que rechazan la construcción del muro, un ultimátum de un mes, para permitir el paso del personal técnico del gobierno federal a sus lotes.

El plazo venció el pasado 7 de enero y se informó entonces que las autoridades federales alistaban 102 demandas contra los dueños de terrenos, que se oponen a autorizar los trabajos de construcción en sus propiedades a lo largo de la frontera en Texas, Arizona y California.

El Departamento de Seguridad Nacional está obligado por la ley, conocida como Acta de Valla de Seguridad 2006, a instalar mil 150 kilómetros de muros a lo largo de la frontera con México.

La dependencia fue autorizada a utilizar, muros, sensores, cámaras, satélites y otras tecnologías, además de personal, para impedir la entrada ilegal de personas a territorio estadunidense.

La ley ordena construir 281 kilómetros de cercas entre Laredo y Brownsville; 81 kilómetros entre Del Río e Eagle Pass; 140 kilómetros entre El Paso y Columbus, Nuevo México; 577 entre Calexico, California, y Douglas, Arizona; y 35 en Tecate, California.

El Congreso aprobó mil 200 millones de dólares para la construcción de los muros en el presupuesto del año fiscal 2007 y se preven otros mil 200 millones de dólares más para 2008.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login