Rechaza Saca aumento de salario a diputados de su partido

San Salvador.- El presidente salvadoreño Antonio Saca ordenó a su partido buscar la manera de revertir el aumento salarial de entre mil 840 a dos mil 920 dólares que se decretaron los diputados, acción que indignó a la población.

El mandatario dijo a periodistas que como presidente del Comité Ejecutivo Nacional (Coena) de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), envió un mensaje claro a los legisladores oficialistas para que trabajen y dejen sin efecto ese incremento salarial.

"Creo que el aumento al salario que se han dado no guarda proporción, no guarda las líneas de acción de austeridad del Estado, y por esa razón el Coena ordenó a sus diputados hacer las gestiones para que por vía administrativa, como hicieron, reviertan" la medida, señaló.

Saca, quien este lunes lanzó la política nacional de desarrollo territorial, explicó que la decisión es partidaria y buscará ponerse de acuerdo con el resto de partidos, y manifestó que la Arena sabe que esta alza no es el mejor mensaje para la población.

El aumento al sueldo de los diputados, que rige a partir de este mes, al parecer sólo fue acordado por la Arena y sus eternos aliados del Partido de Conciliación Nacional (PCN) y Partido Demócrata Cristiano, implícito en la ley del Salario del Presupuesto 2008.

El opositor Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) ha insistido hasta la saciedad que sus directivos en la Junta del Congreso nunca supieron del tema ni firmó actas que avalaran el incremento, aunque los partidos de derecha aseguran lo contrario.

En la sesión plenaria del jueves pasado, los diputados del FMLN, Cambio Democrático (CD) y del PDC -que se retractó- buscaron revertir la medida, pero no pudieron porque requerían de al menos 43 votos, mayoría simple, y en conjunto tenían 39 escaños.

La indignación popular ha ido en aumento y ya anunciaron marchas en demanda de crear una comisión que determine quiénes avalaron el alza, mientras radioemisoras locales hacen mofa del exagerado aumento afirmando que no hay diferencia entre sicarios, delincuentes y diputados.

Con los aumentos, un diputado ganará más de cinco mil dólares, los de la Junta Directiva, un poco más de siete mil y el presidente del Legislativo, Rubén Orellana, del PCN, tendrá un sueldo de más de nueve mil dólares.

Para la población el aumento es una "bofetada y una burla", ya que el gobierno, ante la crisis económica que viven los trabajadores, autorizó en diciembre pasado un alza al salario mínimo de 10 dólares, repartido en dos partes y que según analistas es política electorera.

El primer incremento es de cinco dólares y otros cinco a partir de noviembre de 2008. En la actualidad un trabajador con salario mínimo gana cerca de 180 dólares mensuales y en el campo el sueldo de los labriegos es menor, ni siquiera llega a los 80 dólares.

El rechazo ha sido tan grande, sobre todo para los partidos de derecha, que la Arena decidió la noche del domingo no avalar más esta medida, ya que la caída en popularidad le afectaría en las elecciones parciales de enero y presidenciales de marzo 2009.

El FMLN, que no pudo detener el aumento salarial en el Congreso, acordó que cada legislador suyo cobraría sólo el sueldo que tenía, de menos de dos mil dólares, y que el resto considerado ilegal lo destinaría a instituciones de beneficencia.

"La población nos está planteando que no se lo devolvamos al gobierno, que lo invirtamos en cosas sociales, hospi

You must be logged in to post a comment Login