Asambleístas argentinos emiten pase para permitir cruce fronterizo a Uruguay

BUENOS AIRES (AFP) – La Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, cabeza de la resistencia en Argentina contra una planta de celulosa instalada en Uruguay, impuso un sistema de pases para autorizar el cruce de la frontera que mantienen bloqueada desde hace 14 meses por motivos ambientales.

Los asambleístas otorgaron tarjetas plastificadas a personas que deben atravesar diariamente el bloqueo levantado en la ruta 136, ubicado a unos 10 km del puente internacional San Martín que une a ambos países, para llegar a sus locales de trabajo, tanto del lado argentino como uruguayo.

"Comenzamos a entregar la tarjeta vecinal hace unos cinco o seis meses a la gente que trabaja en la zona. Es una cuestión de orden para que los ciudadanos que trabajan puedan pasar por el bloqueo sin demoras", dijo este miércoles a la prensa José Pouler, miembro de la Asamblea de Gualeguaychú (230 km al norte).

Pouler calculó que ya fueron entregadas unas doscientas tarjetas a ciudadanos que trabajan en lugares localizados entre el corte y la frontera, donde hay establecimientos agropecuarios, un aserradero y un coto de caza, de las cuales una minoría fue para quienes cumplen labores del lado uruguayo.

La organización vecinal mantiene cortada desde finales de noviembre de 2006 la ruta que lleva al puente fronterizo en protesta contra la fábrica de celulosa que la finlandesa Botnia instaló en Fray Bentos, por considerarla un foco de contaminación ambiental, lo que es negado por el gobierno uruguayo.

Con la protesta, los asambleístas buscan perjudicar económicamente a Uruguay, al frenar el flujo turístico y comercial por el paso fronterizo.

Uruguay es uno de los más importantes destinos turísticos de argentinos durante los meses del verano austral.

Los asambleístas permiten atravesar el ‘piquete’ solo en casos de emergencia y en algunas ocasiones facilitaron el paso a hinchadas de equipos de fútbol argentinos que debían jugar en Uruguay.

"Si viene alguien para un sepelio por supuesto que lo dejamos pasar pero el otro día una persona dijo que se le había muerto un conocido la semana pasada, pero vi que llevaban valijas y cosas para las vacaciones. A ese no lo dejamos pasar", explicó Pouler.

La tarjeta, que emite una comisión de la Asamblea creada con ese objetivo, incluye el nombre del ciudadano autorizado a cruzar el ‘piquete’, datos de su vehículo y el establecimiento donde trabaja, además del slogan ‘No a las papeleras’ adoptado por los ecologistas que resisten el emprendimiento.

Además se otorga a gendarmes, empleados de la Aduana y a los miembros de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), según explicó Pouler.

Los gobiernos de Argentina y Uruguay sostienen un prolongado conflicto por la fábrica de Botnia, que se dirime en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

You must be logged in to post a comment Login