Comité Betancourt reitera inquietud por acción militar ordenada por Bogotá

PARIS (AFP) – El Comité de Solidaridad con Ingrid Betancourt (CSIB) expresó este miércoles su "inquietud" por la decisión del gobierno colombiano de rodear la zona donde estarían los rehenes de las guerrillas, tras reunirse con el ministro de Defensa colombiano Juan Manuel Santos.

"Estamos muy inquietos porque el ministro Santos nos repitió que no es más que una hipótesis, pero el gobierno colombiano comunicó que contaba rodear la zona donde se encuentran las FARC para facilitar el trabajo de los mediadores", dijo a la AFP el presidente del CSIB, Arnaud Mangiapan, al salir de la reunión con el ministro.

"Sabemos que en la hora actual no se ha nombrado a ningún mediador y que la comunicación entre Francia, España y Suiza aún no ha sido iniciada, y el hecho de cercar a las FARC no es más que una prueba de fuerza que consideramos muy peligroso para la vida de los rehenes", agregó.

Francia llamó el lunes a Colombia a abstenerse de cualquier acción que pueda poner "en peligro" la vida de los rehenes, entre ellos la franco-colombiana Ingrid Betancourt, tras la decisión del presidente Alvaro Uribe de cercar las zonas donde la guerrilla de las FARC tiene a sus cautivos.

El ministro colombiano de Defensa Juan Manuel Santos, de visita a Francia, afirmó el martes en la Asamblea Nacional que un acuerdo con la guerrilla para liberar a los rehenes seguía siendo "prioritario" y no es intención del gobierno recuperar a los cautivos mediante una acción militar.

Juan Manuel Santos, hablando ante la comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea nacional francesa, precisó que el cerco de una zona donde podrían encontrarse los rehenes en manos de las FARC ordenado la semana pasada por el presidente Alvaro Uribe "no era más que una solución entre otras".

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) propone un acuerdo para la liberación de 43 rehenes en su poder, entre los cuales la franco-colombiana Ingrid Betancourt, secuestrada en febrero de 2002, contra 500 guerrilleros encarcelados por las autoridades de Bogotá.

Como condición previa, las FARC exigen la desmilitarización de 800 km2 alrededor de las ciudades de Florida y Pradera en el sur de Colombia.

El gobierno colombiano ofrece de su lado la mediación de la iglesia Católica y de Francia, España y Suiza para una negociación en una "zona de encuentro".

El dirigente del organismo solidario dijo haber pedido al ministro reconsiderar la posición del gobierno, de actuar con más discreción y sobre todo comenzar en orden, iniciando conversaciones con los países mediadores antes de efectuar operaciones militares de importancia.

Según dijo Mangiapan, el ministro habría respondido que el gobierno no podía permitirse interrumpir las operaciones militares y que según su conocimiento de las FARC, era la mejor manera de comenzar las negociaciones.

El domingo pasado, la Federación Internacional de comités Ingrid Betancourt (FICIB) había hecho un llamado "insistente" al presidente francés Nicolas Sarkozy a oponerse públicamente a las operaciones militares que pongan en peligro la vida de los rehenes en Colombia.

You must be logged in to post a comment Login