Libertad de estadunidenses depende de canje por jefes de las FARC

Bogotá.- La liberación de los tres estadunidenses en poder de las FARC dependerá de un canje con los jefes rebeldes en prisión en Estados Unidos, Ricardo Palmera y Anayibe Rojas, informó el martes la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol).

La agencia, que entrega información de la guerrilla de las FARC, precisó este martes que "el único camino y el verdadero para la liberación de los dos guerrilleros (Palmera y Rojas) es el intercambio humanitario o canje" por los tres estadunidenses.

Palmera, ex jefe de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de 57 años y conocido también como "Simón Trinidad", fue condenado la víspera a 60 años de prisión en Estados Unidos.

Anncol acotó que las FARC saben que la extradición a Estados Unidos de Palmera y Rojas, ordenada por el presidente colombiano Alvaro Uribe, "fue como haberle echado candado por dentro y tirado la llave al mar".

"‘Dame mis dos guerrilleros’. ‘Toma tus tres espías’. Dame y toma o toma y dame. No hay otra solución. Si los gringos trataron de asustar a las FARC, creemos que están equivocados", agregó la agencia rebelde en su página electrónica.

Agregó que "nunca habíamos visto unos guerrilleros con tal firmeza ideológica" como la demostrada por Palmera y Rojas, quienes fueron extraditados a Estados Unidos para ser juzgados por el secuestro de tres agentes estadunidenses en febrero de 2003.

Los estadunidenses Marc Gonsalves, Thomas Howes y Keith Stansell fueron secuestrados en las selvas colombianas del Caquetá cuando adelantaban operaciones antidrogas y forman parte del grupo de 44 rehenes canjeables por unos 500 rebeldes de las FARC en prisión.

La organización guerrillera mantiene además secuestrados a unas 700 personas con fines extorsivos.

Anncol aseveró que "los guerrilleros han mostrado lo que es el temple de un guerrillero y la fortaleza que da la justeza de su decisión y determinación de luchar con las armas en la mano a un régimen corrompido, narco-paramilitar", en alusión al Ejecutivo.

Palmera fue capturado en Quito en 2004 y luego deportado a Colombia, desde donde el presidente Uribe lo extraditó a Estados Unidos a fines de ese mismo año.

Rojas, por otra parte, fue detenida en una operación de las fuerzas especiales del Ejército colombiano en el sur del país en 2004 y al año siguiente fue enviada a Estados Unidos.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login