Toma de rehenes de banco en Venezuela culmina con rendición de asaltantes

ALTAGRACIA DE ORITUCO, Venezuela (AFP) – Cuatro delincuentes se rindieron este martes y liberaron a seis rehenes que habían tomado para huir en una ambulancia, tras secuestrar a 45 personas durante más de 29 horas en un banco filial del BBVA español, del centro de Venezuela, informaron autoridades.

La ambulancia fue interceptada por autoridades policiales en una ruta al este de Caracas, luego de una persecución desde la ciudad donde ocurrió el asalto, Altagracia de Orituco, 80 km al sur, dijo el gobernador del estado Guárico, Eduardo Manuitt.

"Llegamos aquí, trancamos la vía y lanzaron las armas al suelo para bajar", dijo vía telefónica Manuitt a la televisión estatal VTV, que narró la rendición ocurrida a las 17H40 locales (22H10 GMT).

Las autoridades habían permitido que los asaltantes, jóvenes de unos 20 años, partieran, menos de tres horas antes, en una ambulancia con los seis rehenes que se ofrecieron en forma voluntaria, en una sucursal del Banco Provincial en Altagracia de Orituco.

La madre, la tía y la suegra del cabecilla de los secuestradores habían quedado en manos de las autoridades como garantía de la integridad de los rehenes, dijo Manuitt, quien había señalado que no se perseguiría a la ambulancia.

"Lo más importante es la vida de los rehenes y es lo que hemos logrado", agregó Manuitt.

El ministro del Interior, Ramón Rodríguez Chacín, dijo a la prensa que el momento crítico del secuestro fue cuando uno de los asaltantes realizó un disparo, enfurecido al ver a su madre junto al ministro a pocos metros del banco, según constató un periodista de la AFP.

Los asaltantes, que habían consumido drogas y alcohol y portaban pistolas y una granada de mano fragmentaria, fueron capturados y todo el dinero robado fue recuperado, dijo el ministro en rueda de prensa.

Las autoridades colocaron aparatos electrónicos de localización en la ambulancia y desplegaron helicópteros para perseguir a los delincuentes, reveló.

Uno de los secuestrados, Gian Carlos Gil, un joven de 19 años, narró a la AFP que las horas de mayor tensión se vivieron "cuando sonó el primer disparo. Uno de los secuestradores quería matar a un vigilante del banco" el lunes de noche.

Pero a la vez refirió que en el momento en que les llegó la comida "ellos decían: no se preocupen por nosotros, con un pedacito que dejen basta. Lo importante es que coman bien".

El gobernador reveló que poco antes de acordar la salida de los secuestradores en la ambulancia, habían amenazado con comenzar a ejecutar a las personas retenidas.

Al final de la toma del banco "dieron 20 minutos para empezar a ejecutar a los rehenes. La situación se puso complicada y acordamos que los rehenes salieran" junto con los secuestradores, añadió, informando que la ambulancia era "conducida por uno de los rehenes".

La toma de rehenes había comenzado el lunes por la mañana, cuando una patrulla de policía llegó al banco en momentos en que era asaltado.

Los asaltantes decidieron entonces tomar como rehenes a los clientes y empleados. Entre los secuestrados dentro del banco había tres niños, un bebé y una mujer con ocho meses de embarazo.

Durante la toma, en las ventanas del banco se podían ver carteles pegados a los cristales que rezaban "Traigan la ambulancia por favor" y "Tenemos hambre, somos seres humanos".

El ministro Rodríguez Chacín denunció que "medios de comunicación de la oligarquía venezolana y colombia

You must be logged in to post a comment Login