Denuncia Médicos Sin Fronteras explotación de inmigrantes en Italia

Roma.- La organización humanitaria Médicos Sin Fronteras denunció el miércoles la explotación de los inmigrantes ilegales que trabajan en el sector agrícola del sur de Italia y afirmó que cientos de ellos lo hacen "al límite de la esclavitud".

En su reporte "Una temporada de infierno", el organismo señaló que un amplio porcentaje de los inmigrantes en el sur italiano trabaja sin contrato ni algún tipo de prestación, con horarios extremos, en condiciones higiénicas precarias, con malos tratos y hasta golpizas.

El informe se basó en entrevistas realizadas entre julio y octubre de 2007 a 600 inmigrantes (72 por ciento de ellos indocumentados), quienes trabajan en la cosecha de productos agrícolas en ocho localidades del sur del país.

De acuerdo con el reporte, el 90 por ciento labora en promedio cuatro días a la semana y 10 horas diarias, con un salario para la mitad de entre 26 y 40 euros por jornada (38-59 dólares) y para un tercio menor a 25 euros (36 dólares).

La mayoría de los ilegales son originarios del Magreb, del Africa subsahariana, del sudeste asiático, de Bulgaria y de Rumania, y para 38 por ciento de ellos es imposible ahorrar dinero para enviar a sus familias en sus países de origen.

Detalló que más del 70 por ciento de los entrevistados dijo vivir en inmuebles abandonados, sin servicios sanitarios ni calefacción y que el 5.0 por ciento duerme en la calle.

Asimismo, 16 por ciento de los entrevistados denunció episodios de intolerancia y racismo y la mayoría, que llegó en buenas condiciones de salud, dijo haberse enfermado después.

Médicos Sin Fronteras lamentó que esa situación sea ignorada por autoridades y fuerzas del orden, sindicatos e inspectores laborales.

Acusó a las autoridades de tolerar el uso de fuerza de trabajo a bajo costo, la negación de condiciones de vida decentes y la falta de acceso a servicios de salud.

"Las instituciones nacionales y locales se tapan ojos, orejas y bocas ante la amplia explotación de extranjeros en la producción agrícola del sur, porque son necesarios para sostener las economías locales", señaló.

Antonio Virgilio, jefe de Médicos Sin Fronteras en Italia, denunció que paradójicamene los inmigrantes de países miembros de la Unión Europea, como Rumania y Bulgaria, se encuentras en peores condiciones.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login