Marcial Maciel: pederasta para unos y mártir para otros, afirma investigador

MEXICO (AFP) – El sacerdote mexicano recién fallecido Marcial Maciel, fundador de Legionarios de Cristo, pasará a la historia como una figura "controvertida": pederasta para unos y mártir para otros, consideró el sociólogo Fernando M. González, autor de una investigación sobre el religioso.

"Va a quedar como una figura muy controvertida: para algunos como un pederasta del que se pudo probar con todo tipo de documentos y testimonios lo que había hecho y para otros un santo perseguido que tarde o temprano será beatificado por la Iglesia", afirmó González a la AFP.

González publicó en 2006 el libro "Marcial Maciel. Los Legionarios de Cristo: testimonios y documentos inéditos" en el que que señala que Maciel, fallecido el miércoles a los 87 años en Estados Unidos, abusó de al menos 40 menores entre 1944 y los años 70, principalmente en Irlanda, España e Italia.

El investigador asegura incluso que ha tenido acceso a archivos vaticanos secretos que muestran por ejemplo que en 1962 fue descubierto con drogas, pues se le acusa de ser adicto a la adolantina (un derivado de la morfina), y que la propia secretaría de Estado del Vaticano ordenó suspender la investigación.

Y es que Maciel, afirma el investigador, tuvo amplia protección de cardenales y papas como Juan Pablo II y Pablo VI.

En 1956 fue suspendido durante dos años tras las primeras acusaciones de pederastía, pero quedó exonerado cuando las víctimas no declararon contra él por el "voto de caridad", que les impedía criticar a un superior eclesiástico.

Finalmente el cardenal Joseph Ratzinger (el actual Papa Benedicto XVI), como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, reabrió en 2005 una segunda investigación contra Maciel, que siete años antes había bloqueado, y el Vaticano acabó emitiendo una "sentencia eufemizada", relata González.

En esta se le "invita" a que deje el ejercicio del sacerdocio, con lo que se da cierta credibilidad a las acusaciones en su contra, pero a la vez se le cierra a los demandantes la posibilidad de llevarlo a juicio y probar sus dichos.

González considera que se trató de una operación de Ratzinger dos meses antes de la muerte de Juan Pablo II para ser "papable".

Sin embargo, la versión de Legionarios de Cristo de que todo es un complot de los enemigos de la Iglesia católica y que supuso una prueba del Señor para Maciel que "está extendida a mucha gente que no es Legionario".

Por ello, sospecha González, la estrategia a largo plazo de esa congregación "será hacer de esto un sacrificio y una especie de imitación de Cristo y en su momento intentarán llevar adelante" la beatificación de su fundador.

You must be logged in to post a comment Login