Olmert al frente del gobierno israelí pese a críticas

Jerusalén.- El primer ministro de Israel, Ehud Olmert, descartó la hipótesis de elecciones anticipadas, poco antes de la publicación del informe sobre su gestión en la guerra de Líbano en 2006, informó el miércoles el ministro de Finanzas, Roni Bar-On.

"No habrá comicios adelantados, el primer ministro está decidido a permanecer en el cargo y ninguna campaña de presión lo hará cambiar de opinión", dijo Bar-On, miembro del partido centrista Kadima de Olmert, fundado por Ariel Sharon.

Varios ministros de Kadima indicaron que apoyaban a Olmert, porque no tienen intenciones de "participar en un suicidio colectivo del partido" oficialista aunque el informe, redactado por la Comisión de Verificación del juez Eliahu Winograd, fuese demasiado duro.

Las declaraciones del titular israelí de Finanzas se producen poco antes de la difusión del informe definitivo de la comisión que investigó la conducción de la guerra lanzada por Israel contra el grupo chiita Hezbolá en el sur del Líbano en el verano de 2006.

Este documento de más de 600 páginas, que será entregado antes al primer ministro, fue redactado en base a 74 testimonios de dirigentes políticos, militares y expertos, sin incluir "recomendaciones" personales.

El informe, que sera divulgado a las 18:00 horas locales (16:00 GMT), no pedirá explícitamente una eventual renuncia de Olmert, cuya responsabilidad en los errores cometidos durante la guerra en Líbano ya fue señalada en un informe preliminar publicado en abril pasado.

El Estado Mayor del ejército también se prepara para este informe, que podría acusar directamente a los responsables militares de la época, incluyendo al jefe de Estado Mayor Dan Halutz, quien ya renunció el año pasado, y al ex ministro de Defensa, Amir Peretz.

Este informe examina fundamentalmente la polémica decisión de Olmert de lanzar una ofensiva terrestre en el sur de Líbano, que causó la muerte de más de mil 200 libaneses, en su mayoría civiles, así como de 160 israelíes, incluidos 33 soldados.

Un sondeo del canal 10 de la televisión de Israel mostró que 58 por ciento de los encuestados desea la renuncia de Olmert, quien en noviembre pasado reanudó negociaciones de paz con los palestinos respaldas por Estados Unidos.

El primer ministro israelí ha perdido aliados de su fracturada coalición, pero promete seguir en el cargo, reparar cualquier falta hallada por la investigación y avanzar con las conversaciones de paz con los palestinos.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login