Sharapova debuta en la Copa Federación ante Israel

MOSCU (AFP) – La rusa Maria Sharapova debutará por fin en la Copa Federación con Rusia el sábado en Israel, una condición indispensable para poder participar en los Juegos Olímpicos de Pekín, después de tres años faltando a las citas del equipo nacional.

Desde que saltara a la fama con su victoria sorpresa en Wimbledon en 2004, Sharapova, de 20 años, nunca ha disputado un encuentro de Fed Cup con Rusia, que en ese tiempo ha jugado once eliminatorias y ha ganado tres veces (2004, 2005 y 2007).

Siempre clasificada en el Top 10, la reciente ganadora del Abierto de Australia siempre tenía una buena razón para no jugar con Rusia: un calendario incompatible, lesiones ("los torneos de Grand Slam debilitan el sistema inmunitario", dice), y unas relaciones tensas con las otras chicas, que no aprecian sus maneras de diva.

Esas citas frustradas, unidas a un estilo de vida y un acento en ruso que hacen pensar más en el San Petersburgo de Florida que en el antiguo Leningrado despertaron rápidamente las críticas: Sharapova, nacida en Siberia pero expatriada a la edad de 9 años a Estados Unidos, no es una verdadera patriota.

"Crecí en Estados Unidos pero era por el bien de mi carrera", se defiende. "Sin eso, en este momento estaría en la facultad en Rusia".

El culebrón vivió un nuevo capítulo cuando Sharapova se enteró de que tenía que jugar una vez como mínimo en Fed Cup para ser seleccionada para los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, el sueño de la joven rusa.

"De pequeña nunca me perdí una ceremonia de apertura. Siempre esperaba el desfile de la delegación rusa. Cuando la veía, me ponía, como los atletas, un sombrero blanco y desfilaba en el salón como ellos", cuenta, destacando su fibra patriótica.

Consciente de lo que estaba en juego, Sharapova presentó su candidatura a principios de 2007. Desgraciadamente, las lesiones le impidieron participar. "En abril estaba casi en el avión cuando mis doctores me advirtieron de que podría poner mi carrera en peligro".

En septiembre asistió desde la grada a la final ante Italia. "Una experiencia fantástica ver a las chicas ganar", dice.

Svetlana Kuznetsova, Ana Chakvetadze o Nadia Petrova, tres de las cuatro rusas en el court ese fin de semana, no ocultaron su irritación por verla allí. Pero Sharapova asegura que cenaron todas juntas sin problemas.

La Fed Cup es ahora una de sus "máximas prioridades". Su capitán Chamil Tarpischev se felicitó por ello y espera que "conserve en Israel su forma arrolladora del Abierto de Australia.

Sharapova desea sin duda la misma cosa, pero para ella lo importante será participar.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login