Violencia, impunidad y abuso de la fuerza persisten en América Latina: HRW

NUEVA YORK (AFP) – La violencia, la impunidad y el abuso de la fuerza persisten en América Latina, pero como contrapartida hay avances en los juicios contra responsables de crímenes de pasadas dictaduras militares, destaca el informe anual de derechos humanos del grupo Human Rights Watch.

El informe, que denuncia también casos de discriminación sexual y diversas trabas a la libertad de información, analiza los derechos humanos en 10 países latinoamericanos: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Guatemala, Haití, México, Perú y Venezuela.

"Cuba sigue como el único país de América Latina que reprime casi todas las formas de disenso político", dice, agregando que "el resultado final es que los cubanos están sistemáticamente privados de derechos básicos de libre expresión, asociación, reunión, privacidad, movimiento y debido proceso ante la ley".

Entre los problemas recurrentes en la región figuran la violencia y la impunidad (Colombia, Guatemala y Brasil), así como el abuso de fuerza por parte de la policía y militares (Brasil, México, Venezuela y Colombia).

El informe de la organización con sede en Nueva York denuncia además la discriminación a parejas del mismo sexo, barreras que lesionan los derechos reproductivos de la mujer (incluido el derecho al aborto legal) y la violencia sexual.

"Las leyes mexicanas no protegen adecuadamente a las mujeres y niñas contra la violencia doméstica y el abuso sexual", dice, criticando que las normas sobre delitos sexuales hagan referencia a la "castidad de la víctima".

También alerta que la tortura persiste en Brasil y Perú, aunque este último país ha dado pasos para castigar a los implicados en tal práctica.

Human Rights Watch lamenta que "Brasil nunca ha perseguido a los responsables por las atrocidades cometidas en el periodo de régimen militar (1964-1985)" y México no ha avanzado demasiado para castigar a los culpables de su "guerra sucia" de los años 60, 70 y 80.

Tampoco hay muchos avances en castigar a quienes cometieron atrocidades en Guatemala: "de 626 masacres documentadas por la Comisión de Verdad, solo dos casos han sido exitosamente procesados en los tribunales".

Como contrapartida, Argentina y Chile dieron pasos para castigar a violadores de derechos humanos de las dictaduras; igual que en Perú, donde progresan juicios por crímenes del conflicto interno, aunque "la mayoría de los perpetradores continúa evadiendo la justicia".

El informe destaca la condena a perpetuidad impuesta en Argentina al ex capellán policial Christian Von Wernich, y que Chile aprobara la extradición a Perú del ex presidente Alberto Fujimori.

El grupo lamenta la violencia del crimen organizado en Colombia, así como de las guerrillas de izquierda y los paramilitares de derecha, quienes no se han desmovilizado por completo.

"Comandantes paramilitares de nivel medio continúan comprometidos en actividades criminales y reclutando nuevas tropas", señala el informe.

El documento critica el abuso de fuerza y ejecuciones extrajudiciales en varios países: "las muertes extrajudiciales por parte de agentes de seguridad siguen siendo de frecuente ocurrencia en Venezuela".

También lamenta las amenazas y hostigamiento a periodistas, particularmente en Haití y México.

El informe denuncia las deplorables condiciones de los presos en cárceles de América Latina, por el hacinamiento y abusos físicos y sexuales de otros presos, con la complicidad de los guardias.

You must be logged in to post a comment Login