Frío ambiente en la ciudad del Súper Tazón XLII.

Por Lucio García Estrada

Phoenix, Az..- Regularmente la semana del Súper Tazón es conocida por el gran ambiente que se vive en las calles aledañas al Centro de Prensa, pero en esta ocasión parece que la calidez de los habitantes de Phoenix, Arizona, es opacado por el frío que se deja sentir en esta ciudad.

Durante todo el día la cantidad de elementos de seguridad que rodean el Convention Center, donde se ubica el Media Center, superan por mucho a los pocos aficionados que esperan a las afueras del impresionante edificio la salida de alguna de sus estrellas para pedir un autógrafo o la fotografía del recuerdo.

Policías en patrullas, a caballo, en motocicleta y bicicleta, hacen de este sitio un verdadero bunker, para evitar que cualquier persona ajena intente acceder al lugar.

Phoenix está repleta de publicidad del Súper Tazón XLII, que este domingo disputarán los Patriotas de Nueva Inglaterra y los Gigantes de Nueva York, pero a diferencia de otras ciudades no se percibe el ambiente de verbena popular que ha hecho famosa la semana previa al "Gran Juego".

Quizá el frío ha jugado un poco en su contra, pues la temperatura en la urbe conocida como la "Ciudad del Sol" es de tres grados centígrados.

Pero también influyó la construcción de un centro comercial que además cuenta con bares, ubicado en la ciudad de Glendale, Arizona, a 18 kilómetros al noroeste de Phoenix.

Ahí también se encuentra el estadio de la Universidad de Phoenix, sede del partido, que tiene a su lado la "NFL Experience", lugar favorito de niños y adultos, en donde pueden encontrar juegos y artículos del Súper Tazón y de sus equipos favoritos.

La calle 100 North Third, así como la Jefferson y la Washington, lucen completamente vacías, pues pocas personas se ven caminando por los alrededores a pesar de que tan sólo al cruzar la calle se encuentra un restaurante-bar, propiedad del ex estrella de la NBA, Dan Majerle.

El sitio llama inmediatamente la atención, en sus paredes cuelgan jerseys de jugadores famosos de baloncesto, como Charles Barkley, quien fuera compañero de equipo de Majerle cuando ambos jugaban para los Soles de Phoenix.

Las pantallas de plasma muestran el juego de basquetbol entre los Lakers de Los Angeles y los Pistones de Detroit, que por obvias razones es visto por pocas personas.

Al fondo sobre la calle Jefferson se aprecia el impresionante y espectacular Chase Field, hogar de los Diamantes de Arizona, equipo de beisbol de las Grandes Ligas, mudo testigo de una hermosa ciudad que luce como un enorme pueblo fantasma en medio del desierto.

– NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login