Gobierno de EU pide recursos para frenar tráfico de armas a México

El gobierno del presidente George W. Bush reconoció el jueves la existencia de un "río de acero de armas" que fluye desde Estados Unidos a México y solicitó por ello al Congreso recursos adicionales para evitar el contrabando de armamento.

El Departamento de Seguridad Interna (DHS) admitió que 40 por ciento de las miles de armas que cruzan cada semana a México desde Estados Unidos caen en manos de traficantes de drogas mexicanos.

"La violencia con armas de fuego ha sido perpetrada por organizaciones rivales de tráfico de drogas en ciudades como Laredo, Texas y Nuevo Laredo, México", señaló la dependencia.

"Agentes han notado un ‘río de acero de armas’ con miles de armas que cruzan a la semana la frontera de México desde Estados Unidos", abundó.

El DHS pidió por ello un presupuesto de casi un millón de dólares para contratar 12 agentes adicionales de la Oficina para el Control del Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF) a fin de "aumentar la capacidad de ATF de inspeccionar e investigar la industria de armas de fuego".

"Es un paso muy positivo que refrenda los resultados del trabajo conjunto de nuestros dos países y la voluntad de cooperación que ambos gobiernos hemos detonado a raíz de la toma de posesión del presidente Calderón", señaló al respecto el embajador mexicano en Washington Arturo Sarukhán.

La petición presupuestal, que coincide con la visita a Washington del secretario de seguridad pública de México Genaro García Luna, quien abordó el tema con sus contrapartes, fue incluida en un paquete especial de 100 millones de dólares para la frontera suroeste.

"Es absolutamente crítico el apoyo de una amplia gama de operaciones de cumplimiento de la ley en nuestra frontera suroeste", señaló el procurador de Justicia, Michael Mukasey, quien realizó una reciente visita a México.

Mukasey, quien se reunió este jueves con García Luna en Washington, hizo notar que la petición de fondos para lidiar con el problema de tráfico de drogas fue uno de los temas que abordó en México con su contraparte, el procurador mexicano Eduardo Medina Mora.

Los fondos, son parte de la petición presupuestal del Departamento de Justicia para el año fiscal 2009, que inicia el primero de octubre, incluyen en total la contratación de 265 nuevas posiciones de agentes federales en la frontera con México.

"La petición es importante también para asegurar que la frontera no se vuelva un medio a través del cual terroristas entren a los Estados Unidos o trafiquen armas de destrucción masiva a los Estados Unidos", justificó el Departamento de Justicia.

La Agencia Federal Antidrogas (DEA) recibiría 20.4 millones de dólares, 12.7 millones de dólares para el Servicio de Alguaciles, entre otros. En materia de equipo, los fondos serían usados para comprar un helicóptero Bell 412.

La petición aún requiere aprobación tanto de la Cámara de Representantes como del Senado.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login