Asisten 9 países a la feria latinoamericana del tamal

México.- Una gran variedad de tamales de distintos sabores, acompañados de carnes, pescados, vegetales y hongos de nueve países, conforman la Feria Latinoamericana de Tamal, que se lleva a cabo en el Centro Nacional de las Artes, en esta ciudad, del 1 al 3 de febrero.

Las naciones participantes son El Salvador, Guatemala, Venezuela, Honduras, Chile, Colombia, Ecuador, Nicaragua y México.

Con motivo de que mañana se festeja el Día de la Candelaria, la feria que por tradición se realizaba en el Museo Nacional de Culturas Populares, ahora se presenta en este gran espacio cultural de las artes, para ofrecer los suculentos tamales, como son los de mole rojo y verde y de dulce, entre otros.

En entrevista con Notimex, Aarón Mejía, organizador de la feria, comentó que ésta tiene una gran tradición desde hace 15 años que se realizó de manera interrumpida en el Museo Nacional de Culturas Populares, pero debido a la remodelación del recinto, se cambió de sede.

"Esta es la primera vez que sale la feria del museo, y que gracias a su director Benjamín Juárez Echenique, el Centro Nacional de las Artes es sede de este encuentro, que reúne a varios países para ofrecer la gastronomía del tamal", dijo Mejía.

Subrayó que para esta ocasión, el acontecimiento cuenta con 32 expositores que muestran más de 140 variedades de tamales de nueve países, para el deleite del público mexicano.

"El año pasado, el Museo Nacional de Culturas Populares tuvo una asistencia de 45 mil personas en cuatro días que duró la feria, pero en esta ocasión son tres días solamente, ojala podamos tener esa asistencia aquí también, pues el público encontrará muchas variedades de tamales y de atole", señaló el antropólogo Mejía.

Asimismo dijo que no solamente hay variedad de ricos tamales, sino también de atoles de limón, cacao, cajeta, chocolate, piña y hasta de tamarindo, así como ricas aguas de horchata, jamaica y limón.

Agregó que el tamal tiene su origen en la América prehispánica, su elaboración y consumo estaban muy relacionados con ceremonias y rituales, y a partir de la Conquista (1521) se incorporaron ingredientes europeos que enriquecieron la variedad de tamales.

"Fray Bernardino de Sahagún, en su Historia general de las cosas de la Nueva España, señala que el tamal era un elemento importante en las ofrendas que hacían los indígenas a sus deidades durante las festividades de su calendario ritual", recordó Mejía.

La Feria ofrece en sus diversos puestos tamales Costeñitos, Cambray, Chipilin con camarón, Chipilin con pollo, y elote y frijol con hierba santa, de Chiapas.

También hay el tradicional tamal chiapaneco, cuyos ingredientes para su elaboración son: harina para tamal, manteca de cerdo, caldo de pollo, pollo deshebrado, ciruela pasa, pasitas, almendra, aceituna, chile morrón, huevo cocido, mole especial chiapaneco, plátano frito y envuelto en hojas de plátano.

De Honduras se pueden encontrar tamales de elote, montucas, que se realizan con maíz molido a mano y se envuelven artesanalmente en tusa (hoja de plátano) para cocerlo a fuego lento y al vapor, hasta su punto de cocción.

También hay tamales de El Salvador, como los de pato, especial, puerco verde, pollo, queso con champiñones, gallina y pisque, así como ricos atoles de cajeta con nuez, y aguas de horchata.

De Chile hay suculentos tamales como Humita de choclo, tamal de Chancho en piedra, tamal de pollo con

You must be logged in to post a comment Login