Capo del narcotráfico colombiano buscado por la DEA asesinado en Venezuela

CARACAS (AFP) – El capo narcotraficante colombiano Wilber Varela, alias "Jabón", fue hallado muerto en el estado venezolano de Mérida, informó este viernes el director de la Oficina Nacional Antidrogas venezolana, Néstor Luis Reverol.

Wilber Varela, considerado el último líder vivo del cartel del Valle del Norte, era uno de los hombres más buscados por la Agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) y el gobierno de ese país ofrecía una recompensa de 5 millones de dólares por su captura.

"Se determinó fehacientemente que se trata del narcotraficante Wilber Varela. Se verificaron 32 características coincidentes", dijo Reverol en una rueda de prensa.

Varela, un ex policía de 50 años, había iniciado su carrera criminal en los años ochenta como miembro de una banda de sicarios al servicio del cártel de Cali, de los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, presos en Estados Unidos.

El cuerpo del supuesto narcotraficante colombiano fue hallado, junto con otro cadáver, el miércoles en una cabaña ubicada en el parador turístico Loma de los Angeles, en el estado andino Mérida, 500 km al suroeste de Caracas y a unos 200 km de la frontera con Colombia.

El dueño del establecimiento "ingresó a la cabaña porque éste no había salido. El cadáver no tenía más de 48 horas", agregó Reverol.

Según Reverol, las dos personas halladas muertas en la cabaña tenían "más de siete impactos de bala".

Varela se identificaba en Venezuela con el nombre de José Antonio Páez Chacón. La otra persona muerta con él tenía una cédula falsa a nombre de Guaimar Pérez Arangulo.

"Es uno de los jefes de un cartel importante de Colombia, el del Norte del Valle. Tiene seis cargos de tráfico de drogas en Estados Unidos", agregó Reverol.

El cártel del Norte del Valle, que se estima maneja un 60% del tráfico de la cocaína colombiana, se hizo fuerte luego del desmantelamiento a mediados de los noventa del cártel de Cali, que libró una cruenta guerra con el de Medellín, dirigido por el extinto Pablo Escobar.

"En la medida en que los otros jefes desaparecieron, Varela adquirió un gran poderío", dijo el viernes el escritor Gustavo Alvarez, investigador del narcotráfico en Colombia, quien evocó la "crueldad" del capo, que torturaba a sus víctimas dijo el viernes.

Entretanto desde Colombia se informó que las autoridades reforzaron la seguridad en una región del suroeste por temor a posibles represalias por el asesinato de Wílber Varela.

El gobernador del departamento de Valle, Juan Carlos Abadía, dijo que se redobló la vigilancia policial en la ciudad de Cali y en los municipios vecinos de Tuluá, Roldanillo y Cartago, donde Varela había establecido su emporio, para prevenir actos violentos.

"Vamos a montar unos operativos, controles, ante posibles diferencias o luchas por el poder de las segundas y terceras personas al mando de esta organización delictiva", señaló el funcionario a periodistas.

You must be logged in to post a comment Login