Cuba, Venezuela, Brasil y México señalados en informe anual del CPJ

NUEVA YORK (AFP) – Cuba, Venezuela, Brasil y México figuran entre los países de América Latina más criticados por el Centro de Protección de Periodistas (CPJ) en su informe anual sobre la libertad de prensa en el mundo, donde 65 reporteros murieron en 2007 en el ejercicio de su profesión.

El informe "Ataques a la prensa" publicado este lunes denuncia que en 2007 24 periodistas siguen detenidos en Cuba, Venezuela calló por razones políticas a la televisora opositora RCTV y tres periodistas fueron asesinados en México.

"Cuba continuó justificando el hecho de estar entre los países donde los periodistas tienen más dificultades para cumplir con su labor informativa, al expulsar a tres corresponsales extranjeros de la isla", indica el informe.

Un total de 24 reporteros siguen presos en Cuba, segundo país detrás de China (29) en cantidad de periodistas presos en el mundo y donde el régimen cubano "continuó su estricto control sobre el acceso a internet".

En Venezuela, la decisión del gobierno de Hugo Chávez de no renovar la frecuencia a RCTV "significó un serio retroceso para la libertad de expresión", en un país donde "no quedaron televisoras nacionales críticas del gobierno".

México es muy peligroso para el ejercicio del periodismo –sobre todo a la hora de informar sobre narcotráfico– con un total de tres periodistas y tres trabajadores de prensa asesinados en 2007 y otros tres desaparecidos.

Según el CPJ Brasil también viola la libertad de prensa a través de la censura impuesta por los tribunales de justicia y el gobierno.

"Una y otra vez, los tribunales locales dictaron fallos que impidieron que los periodistas informaran sobre corrupción, mientras que altos funcionarios atacaron con frecuencia a los medios por su cobertura informativa", señala.

El CPJ critica también a Argentina, donde el año pasado el gobierno del presidente saliente Néstor Kirchner "aumentó de manera dramática su presupuesto de publicidad, recompensó a los medios que apoyan sus políticas con anuncios oficiales y castigó a los medios críticos al retirarles avisos".

Mediante ese método, agrega el CPJ, el gobierno argentino "influyó sobre la cobertura informativa de la elección que ganó la esposa de Kirchner", la actual presidente Cristina Fernández.

Una creciente hostilidad entre el Gobierno del presidente Evo Morales y los medios privados "reflejó un año de tensión generalizada entre la mayoría indígena de Bolivia y la oposición conservadora de descendencia europea".

El organismo con sede en Nueva York indica que "la intolerancia de Morales hacia las críticas en la prensa se parecieron a la actitud adoptada por Chávez, cuya hostilidad hacia los medios se ha vuelto cuestión de rutina".

Según el CPJ, la libertad de prensa en América Latina se vio además afectada por el distanciamiento de Estados Unidos y la región.

"El desgaste de la autoridad moral de Estados Unidos para criticar las violaciones de la libertad de prensa ha generado un ambiente más peligroso para los periodistas en América Latina", indicó Carlos Lauría, coordinador del CPJ.

Según Lauría, que encabeza el programa para las Américas, "al retener a dos periodistas por períodos prolongados sin presentar acusaciones formales en su contra –uno en Irak y el otro en la base naval de Guantánamo (Cuba), Estados Unidos ha dañado su reputación como líder de la democra

You must be logged in to post a comment Login