Aumentan denuncias de argentinos contra papelera finlandesa

Por Cecilia González

Buenos Aires.- En sólo dos meses de operaciones la papelera finlandesa Botnia, que está instalada en Uruguay, ya acumula una serie de denuncias por parte de los manifestantes argentinos que temen la contaminación de la zona.

La apertura de esta fábrica mantiene en tensión las relaciones diplomáticas entre ambos países, ya que está ubicada en los márgenes del Río Uruguay que divide a la ciudad uruguaya de Fray Bentos de la argentina Gualeguaychú.

Nunca ninguna planta de celulosa había sido vigilada con tanta precisión, ya que cualquier movimiento que ocurre en sus instalaciones es fiscalizado y denunciado por los ambientalistas que tienen un plantón permanente en la frontera.

Apenas la semana pasada Botnia enfrentó una nueva crisis informativa ya que debió cerrar durante dos días la fábrica para realizar labores de mantenimiento por la rotura de un tubo por el que salieron unas 200 toneladas de celulosa.

Los manifestantes advirtieron que la empresa estaba haciendo todo lo posible para evitar que el material contaminante llegara al Río Uruguay, aunque hasta ahora se desconoce con claridad qué sucedió.

Ante la duda, el gobierno argentino envió a un equipo de especialistas para tomar muestras de agua a fin de analizar si ésta sufrió modificaciones en su composición.

A ello se sumó el accidente de uno los trabajadores de Botnia, quien sufrió quemaduras de primer y segundo grado y cuyo estado aún es delicado.

En estos dos meses las autoridades sanitarias de Gualeguaychú recibieron 30 pedidos de emergencia por parte de personas que denunciaron que a raíz del inicio de operaciones de la planta estaban sufriendo problemas en las vías respiratorias.

Ya en diciembre, una maestra había denunciado que seis niñas se sintieron mal en clases por el fuerte olor que producen las chimeneas de Botnia y que todos comparan con el de "coliflor hervida".

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login