Emotiva despedida a batallón salvadoreño que parte a Irak

SAN SALVADOR (AFP) – El presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, y decenas de humildes familias despidieron este martes en un cuartel del oeste del país al X contingente de 280 soldados que parten esta semana a Irak para relevar a otro batallón similar desplegado en el país árabe.

"Sin duda sus familiares y los que estamos aquí, estaremos orgullosos de su labor", dijo el mandatario salvadoreño en la despedida de este nuevo contingente militar, que el próximo viernes partirá a tierras iraquíes por seis meses.

Antes del evento, transportados en camiones viejos llegaron familiares de los que parten, para sumarse a la despedida oficial.

El polvo en los desgastados zapatos, delantales y sombreros denotaban su procedencia: cantones y caseríos rurales que son cuna de la mayoría de los militares que participan de esta X misión en Irak.

Tras calificarlos de "mensajeros de la paz" y de "embajadores humanitarios de la reconstrucción", Saca dijo sentirse "orgulloso del rol trascendental que nuestros soldados realizan en Irak, colaborando a reconstruir un país en ruinas".

Sin precisar cuándo, Saca indicó que, sobre la base de las peticiones de la Organización de las Naciones Unidas, la presencia salvadoreña en Irak se irá reduciendo en la medida que "lo ameriten las circunstancias".

Bajo el ardiente sol, todo el batallón que estaba separado por bloques, según su rango y especialidad, escuchaban a Saca, su comandante general.

"Hoy enviamos 280 integrantes, y en la medida en que la situación mejore y las autoridades iraquíes tomen control de varias zonas en las que todavía hay que hacer algún trabajo militar, estaremos ahí colaborando con la coalición internacional", enfatizó el mandatario.

Saca recordó que pudo "vivir la situación difícil de Irak" cuando en el primer semestre de 2007 visitó el octavo contingente en Al Kut, provincia de Quassit.

"Que el todopoderoso acompañe a cada miembro de este décimo contingente, derrame la sabiduría y el coraje necesario para que realicen su misión con éxito y regresen al seno de la familia. Su patria los esperará con la satisfacción del deber cumplido", recalcó.

Al término del acto oficial, los soldados y los familiares se fundieron en abrazos y luego procedieron a compartir un refrigerio.

"Siento nostalgia de dejar a mi familia", declaró a la AFP el sargento que se identificó como Nelson Santana López.

Comandado por el coronel Walter Arévalo, la nueva unidad del batallón Cuscatlán sustituirá al IX contingente también de 280 efectivos que permanece desde agosto del pasado año en Irak, ocupado por Estados Unidos desde la invasión de 2003.

El Salvador es el único país latinoamericano que mantiene tropas en Irak y desde agosto de 2003, cuando llegó el primer grupo de militares, las tropas han sufrido cinco muertes y una veintena de heridos.

You must be logged in to post a comment Login