Gigantes aclamados en primer desfile por Broadway desde el 11 de septiembre

NUEVA YORK (AFP) – Los Gigantes de Nueva York fueron aclamados este martes como héroes por cientos de miles de neoyorkinos tras su triunfo en el Superbowl, en el primer desfile tradicional por la avenida Broadway bajo una lluvia de confeti realizado en la ciudad tras los atentados de 2001.

El equipo de fútbol americano que el domingo pasado derrotó 17-14 en una dramática final a los favoritos Patriotas de Nueva Inglaterra desfiló en camiones vitoreados por una muchedumbre de fanáticos que colmaron la avenida.

Los campeones transitaron por el sector de Broadway conocido como el "Cañón de los héroes" entre los rascacielos del distrito financiero, desde el extremo sur de Manhattan hasta la alcaldía, bajo vivas y una lluvia de papelitos.

Encabezados por el quarterback Eli Manning, autor el domingo de un pase decisivo a Plaxico Burres cuando faltaban 35 segundos de juego, los Gigantes saludaron al público y varios de ellos filmaron el evento con videocámaras.

Bandas musicales de agrupaciones de policías y bomberos de la ciudad precedieron a pie a los deportistas, que fueron aclamados con gritos de "¡Arriba los Gigantes!".

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, desfiló junto a los campeones y posteriormente les entregó las llaves de la ciudad.

Se trata del primer desfile tradicional realizado en Nueva York desde octubre de 2000, cuando la ciudad agasajó al equipo local de béisbol de los Yankees que habían ganado la Serie Mundial.

Los atentados del 11 de septiembre de 2001 que destruyeron las Torres Gemelas y los reveses sufridos por los soldados norteamericanos en Irak congelaron durante años ese tipo de celebración, reservada desde hace más de un siglo a triunfos militares, aeronáuticos y deportivos.

Los organizadores distribuyeron 50 toneladas de papelitos a las oficinas de los edificios adyacentes para que la gente los arrojara al paso de los deportistas.

Ese tipo de desfile se realizó en 203 oportunidades en Nueva York desde la inauguración de la estatua de la Libertad en 1886 y es conocido bajo el nombre de "ticker-tape parade" porque hace algunas décadas los confetis provenían de los telégrafos y teletipos que transmitían las operaciones bursátiles.

Tras cada desfile, el nombre de los homenajeados se inscribe en letras de bronce sobre la vereda de la avenida Broadway junto con la fecha del acontecimiento.

Se trata del tercer Supertazón que ganan los Gigantes, campeones en 1987, al derrotar 39-20 a Denver Broncos, y 1991, con victoria de 20-19 sobre Buffalo Bills.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login