La nicaragüense Gioconda Belli ganó el premio Biblioteca Breve

BARCELONA, España (AFP) – Una de las más destacadas poetisas latinoamericanas fuertemente comprometida con la libertad, la nicaragüense Gioconda Belli, se adjudicó el martes la 50 edición del premio Biblioteca Breve, que otorga Seix Barral, por una decisión unánime del jurado.

La escritora nicaragüense –que integró en el pasado el gobierno sandinista– obtuvo el premio, dotado con 30.000 euros, por su novela "El infinito en la palma de la mano", una historia en la que el misterio y la poesía se entrecruzan y dan lugar a fabulaciones de cómo pudo ser la vida de Adán y Eva en el paraíso terrenal.

El jurado del premio que en otras ediciones ganó el peruano Mario Vargas Llosa, que estaba integrado por José Caballero Bonald, Luis Mateo Díez, Pere Gimferrer, Rosa Montero y Elena Ramírez, eligió entre 499 originales que se presentaron a la edición del medio siglo.

En su argumentación, el jurado dijo que la obra de Belli destaca por su "singular enfoque, su capacidad evocadora y su recreación antropológica del mito de los orígenes".

En conversación con los periodistas, la ganadora admitió que la voz de los personajes fue lo que más trabajo le dio a la hora de enfrentarse a la narración, ya que "debía respetar la antigüedad, la magia, lo misterioso y lo inexplicable de la historia en sí, con una pareja inocente, hasta que un día ella, con su mordisco a la manzana, da inicio al tiempo, a la realidad, a las amenazas, al frío o al hambre, pero también a la libertad".

Si bien Belli no es religiosa, dijo creer que el paraíso es una "aspiración" que persigue la humanidad desde siempre, pero aclaró que su novela "es una puesta en escena de esa primera relación entre hombre y mujer que, tras descubrir que han sido condenados a muerte, ven que sólo reproduciéndose tendrán algún remedo de inmortalidad".

La ganadora, que nació en Managua en 1948, cursó estudios secundarios en España y luego vivió y estudió en Estados Unidos. Regresó a Managua en 1967, donde se casó y tuvo una hija.

Sus poemas aparecieron por primera vez en 1970 en el semanario cultural del diario nicaragüense La Prensa. Su poesía, considerada revolucionaria por su manera de abordar el cuerpo y la sensualidad femenina, causó una gran conmoción en los medios literarios.

Como gran parte de los intelectuales de su generación, Gioconda Belli se integró a las filas del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y militó en esa organización desde 1970 hasta 1994. Perseguida por la dictadura somocista, vivió en el exilio en México y Costa Rica.

En 1978 obtuvo el Premio Casa de las Américas (Cuba) por su libro de poemas "Línea de Fuego".

Cuando los sandinistas llegaron al poder, en 1979, Belli ocupó varios cargos dentro del gobierno revolucionario.

En 1984 fue representante sandinista ante el Consejo Nacional de Partidos Políticos y vocera del FSLN en la campaña electoral, pero en 1986 abandonó los cargos oficiales y se dedicó a escribir su primera novela, "La mujer habitada", que publicó en 1988 y recibió grandes elogios de la crítica latinoamericana y europea.

Entre 1982 y 1987 publicó "Truenos y arco iris", "Amor Insurrecto" y "De la costilla de Eva", tres libros de poemas que fueron publicados también en España, México, Alemania, Bélgica, Inglaterra, Italia y Estados Unidos.

"La mujer habitada" obtuvo un importante éx

You must be logged in to post a comment Login