Presidente de Nicaragua y DEA quieren consolidar lucha antidrogas

MANAGUA (AFP) – El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y la Agencia de Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos buscan un entendimiento para consolidar la lucha contra el narcotráfico internacional, que ha hecho del Caribe un paso obligado hacia territorio estadounidense.

Las conversaciones se desarrollaron en Managua entre Ortega y una misión de alto nivel de la DEA y del departamento de Estado que llegó el lunes al país a conocer la "nueva estrategia" antidrogas propuesta por el gobierno sandinista y requerimientos de ayuda.

En la reunión participaron el jefe de Operaciones de la DEA, Michael Braun, el director regional de la agencia, David Gaddis, y la subsecretaria adjunta de la Dirección de Asuntos Internacionales de Narcótico del departamento de Estado, Christy McCampbell.

Para Washington "es un gran privilegio trabajar con usted" Ortega, "igual que con los demás países centroamericanos (…) como un solo equipo", afirmó McCampbell, en una rueda de prensa conjunta con Ortega, la noche del lunes.

La representante dijo que fueron informados de que el gobierno sandinista "ha preparado una nueva estrategia" de cooperación que estaban dispuestos a discutir a puertas cerradas.

El vicecanciller nicaragüense, Manuel Coronel, confirmó este martes que el gobierno entregó un documento en el cual plantean redefinir las actividades de la DEA en Nicaragua sobre la base del "respeto mutuo".

El vicepresidente Jaime Morales adelantó que el gobierno está dispuesto a seguir colaborando con la DEA, pero que había que "afinar" algunos detalles porque "aquí se combate al narcotráfico con las uñas".

La misión de la DEA llegó luego de que Ortega acusara en enero a la organización de tratar de corromper a la Policía nicaragüense e intentar montar un sistema de espionaje telefónico.

"Esta visita fue una oportunidad para clarificar y sentar las bases (de la cooperación) para el futuro", aseguró el encargado de negocios de la embajada estadounidense, Richard Sanders, al término de los primeros encuentros.

Ortega, por su parte, expresó durante la visita la disposición a seguir cooperando "con el gobierno de Estados Unidos y sus diferentes agencias" para que "juntos logremos mayores victorias" contra el narcotráfico.

El analista Carlos Tünermann consideró que la decisión de la DEA de enviar a Nicaragua a sus "más altos funcionarios" refleja el interés de "mantener las mejores relaciones con el gobierno" nicaragüense.

Estados Unidos tiene acuerdos de cooperación antidrogas entre la DEA y la Policía, y un acuerdo de patrullaje marítimo conjunto entre el Ejército y el Comando Sur de la Armada estadounidense.

Ortega destacó que desde que asumió el gobierno, la Policía y el Ejército han asestado los golpes más fuertes al narcotráfico a nivel centroamericano, a pesar de sus limitados recursos.

Nicaragua incautó 27 toneladas de cocaína a los cárteles de la droga que mueven cargas por el Caribe y el Pacífico rumbo a Estados Unidos, entre 2007 y los primeros meses de 2008, según datos policiales.

You must be logged in to post a comment Login