Alta comisionada de la ONU expresa preocupación por la justicia en México

MÉXICO (AFP) – El sistema de justicia de México no protege a las mujeres y el caso más notorio es el de las asesinadas en Ciudad Juárez, en la frontera con Estados Unidos, donde desde 1993 han sido ultimadas más de 400, dijo la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Louise Arbour.

"En México el tema de la impunidad es el mayor reto que hay que enfrentar y derrotar. Es preocupante el caso de los feminicidios, donde el sistema de justicia no protege a las mujeres", señaló Arbour en una reunión privada con miembros de organizaciones no gubernamentales, reportó el diario La Jornada.

De acuerdo con cifras de Amnistía Internacional, desde 1993 más de 400 mujeres fueron asesinadas en Ciudad Juárez, con patrones similares: la inmensa mayoría tenía pelo largo negro, eran trabajadoras de la maquila y sus cuerpos presentaban huellas de tortura, mutilaciones y violaciones.

Louise Arbour, quien realiza una visita de cuatro días a México, también expresó su preocupación sobre la reforma en materia de justicia penal propuesta por el gobierno del presidente Felipe Calderón (derecha), en análisis en el Congreso.

Consideró que es "violatoria de los derechos humanos porque eleva a rango constitucional el arraigo (detención preventiva), permite los allanamientos sin orden judicial y crean un subsistema de excepción para las personas acusadas de pertenecer a la delincuencia organizada".

La reforma de justicia "tiene un sentido garantista que busca atacar la principal fuente de violaciones a los derechos humanos en México, que es la impunidad", dijo en una reunión con Arbour el subsecretario de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Interior), según un comunicado de la dependencia.

"La reforma implicará por lo menos dos beneficios en el corto plazo: primero, un mayor respeto a los derechos humanos de las personas; y segundo, una mayor rapidez y garantía de resultados del sistema de justicia", añadió el funcionario.

Sin embargo, a la comisionada de la ONU le preocupa la detención preventiva, a la que dijo, son "adictos" los gobiernos de Estados Unidos y Gran Bretaña.

"Son largos procesos de detención, y yo he señalado mucho esto ante los gobiernos de Estados Unidos y Gran Bretaña, que son adictos a detener primero a la gente y luego a investigarla; desde esa perspectiva insistiré ante el gobierno mexicano", indicó ante las organizaciones de derechos humanos.

Durante su visita Arbour se desplazará solo al estado sureño de Guerrero, uno de los más pobres del país, para escuchar de viva voz las denuncias sobre la construcción de un enorme proyecto hidrológico, que amenaza con desplazar a comunidades indígenas, y la esterilización forzada de un grupo de 14 indígenas, entre otros temas.

You must be logged in to post a comment Login