Madre de Betancourt pide al Papa oraciones por los secuestrados en Colombia

ROMA (AFP) – Yolanda Pulecio, madre de la rehén franco-colombiana Ingrid Betancourt, secuestrada por las FARC desde 2002, le pidió este miércoles al papa Benedicto XVI que ore por la liberación de todos los secuestrados en Colombia.

"Le pedí a su Santidad que por favor rezara mucho por mi hija, porque su vida está en peligro, no sólo por las condiciones en que está sino por los operativos militares que se continúan haciendo en Colombia. Le pedí no sólo por Ingrid sino por todos los secuestrados", declaró Pulecio.

El pedido de la madre de Ingrid Betancourt al Papa fue hecho al término de la audiencia general de los miércoles que se celebra en la sala Pablo VI del Vaticano.

Pulecio, quien asistió en primera fila a la audiencia, conversó unos minutos con el pontífice durante el saludo que el jefe de la iglesia católica suele conceder a las diferentes delegaciones presentes.

"Estaba muy emocionada. Casi no podía contener las lágrimas. Apenas le dije ‘Yo soy la mamá de Ingrid Betancourt’, el Papa me dijo: ‘Yo rezo mucho por esa niña, sé las condiciones en que está, la situación tan difícil’", contó.

La madre de la ex candidata presidencial colombiana, quien permanecerá en Italia hasta el 15 de febrero, lanzó la víspera junto con el alcalde de Roma, Walter Veltroni, una campaña por la liberación de su hija y de las cerca de 700 personas que se encuentran secuestradas en Colombia.

A la campaña van a adherir célebres futbolistas del campeonato italiano, a los que se le pedirá que el próximo 23 y 24 de febrero jueguen con camisetas en las que se reivindica la liberación de Ingrid.

"Vine a pedir aquí que la guerrilla libere a todos los secuestrados, sólo con esa idea se puede concebir la posibilidad de que (las FARC) sean suprimidas, al menos por un tiempo, de la lista de terroristas, para que puedan trabajar en un plano diferente, manteniendo sus ideas políticas, pero democráticamente. Eso pido para Colombia", dijo Yolanda Pulecio.

La madre de Ingrid Betancourt agradeció a la iglesia colombiana por los esfuerzos que cumple como mediadora en el conflicto, aunque admitió que no entiende "la posición de algunos obispos que apoyan las operaciones militares".

La iglesia colombiana confía en reunirse con voceros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para concretar una reunión entre el gobierno y ese grupo con miras a un canje.

Ingrid Betancourt integra un grupo de al menos 43 secuestrados que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) proponen liberar a cambio de unos 500 guerrilleros presos.

Benedicto XVI, que se ha pronunciado en varias ocasiones por la liberación de los secuestrados, elevó el domingo pasado plegarias "fervientes" para que se ponga fin a "los sufrimientos inhumanos" de los rehenes.

"Pido al presidente (Alvaro) Uribe que dialogue, porque con la violencia no vamos a conseguir nada: ni el gobierno ni la guerrilla van a ganar la guerra", reiteró Pulecio.

La madre de la rehén franco-colombiana, que a su llegada había auspiciado un cambio de gobierno en Colombia, explicó que lo que en verdad quiere es "el milagro de que el presidente Uribe y la guerrilla cambien de actitud para que se busque el diálogo".

"Si yo he podido perdonar a la guerrilla, que me ha hecho sufrir tanto, ¿por qué no puede toda Colombia perdonar y lograr la reconciliación y la paz?", instó.

Pulecio viajará a Padua, en el norte de Italia, y cumplirá una per

You must be logged in to post a comment Login