Presiones contra periodistas colombianos orillan a la autocensura

Por Martha Trujillo

Bogotá.- Las presiones de los grupos armados sobre los periodistas colombianos persisten, lo que ha llevado a muchos de ellos a la autocensura para evitar riesgos, afirmó el martes la directora de la organización Medios para la Paz, Marisol Manrique.

La representante de la asociación, que reúne a un centenar de comunicadores de Colombia, dijo este martes en declaraciones a Notimex que las amenazas surgen cuando se denuncian actos de corrupción o se afecta la imagen de algún actor armado.

"Las presiones de los distintos actores del conflicto (armado interno) siguen siendo una constante, lo que hace que en algunos casos los periodistas decidan autocensurarse para evitar ser amenazados o blanco de un ataque", indicó.

Según la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), más de un centenar de comunicadores ha sido asesinado entre 1986 y 2007 en Colombia por razones ligadas con el ejercicio de su profesión.

La mayoría de las muertes ha ocurrido en zonas donde actúan la guerrilla, el paramilitarismo de ultraderecha y el narcotráfico, que figuran entre los responsables de los crímenes de reporteros en el país sudamericano.

Según Manrique, "frente a esa situación difícil de presión también hay conciencia de seguir ejerciendo la profesión y de hacerlo de una mejor manera, a pesar de las circunstancias en algunas regiones".

Aunque el programa de protección a periodistas del gobierno colombiano mejoró las condiciones de seguridad para el gremio, en las zonas de violencia persisten las dificultades para ejercer la labor.

Las autoridades estiman en 150 el número de comunicadores que reciben protección del Estado por amenazas de los grupos armados o de políticos ligados con escándalos de corrupción en Colombia.

A las amenazas se suma la impunidad que rodean las indagaciones para esclarecer los crímenes de periodistas o sancionar a sus autores, precisó la directora ejecutiva de Medios para la Paz, la cual propicia el ejercicio ético y con responsabilidad social del oficio.

Según Manrique, los casos que entran a ser investigados no tienen respuesta efectiva y los procesos judiciales para aclararlos "se demoran, lo que lleva a que el nivel de impunidad sea muy alto".

La preocupación sobre la situación de la prensa en Colombia aflora en momentos en que el gremio se prepara para celebrar su día el 9 de febrero próximo con distintos actos en Bogotá y otras ciudades de esta nación sudamericana.

La FLIP admitió que, ante las presiones, los periodistas de algunas regiones donde se siente aún más el conflicto armado interno han acudido a la autocensura como medio de protección.

Colombia vive una confrontación armada desde hace 41 años, en la que intervienen rebeldes, paramilitares, narcotraficantes y agentes estatales, la cual ha dejado más de 100 mil muertos, la mayoría de ellos civiles.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login