El músico colombiano César López desembruja fusiles y los vuelve guitarras

PARIS (AFP) – El músico colombiano César López, inventor de la ya célebre "escopetarra", un fusil AK-47 convertido en guitarra eléctrica, ofreció el miércoles en París un concierto en la Casa de América Latina, tras haber regalado uno de esos instrumentos al director general de la UNESCO.

"Hastiado como mucha gente de mi generación por la violencia que afecta a nuestro país, decidí que debía hacer algo, no podíamos cruzarnos de brazos. Con unos amigos músicos creamos el grupo Batallón Artístico de Reacción Inmediata", cuenta en declaraciones a la AFP.

"En febrero de 2003, cuando se produjo el atentado terrorista al club El Nogal en Bogotá, con saldo de más de 30 muertos, llegamos a ese lugar… me di cuenta de que los soldados cargaban sus fusiles de la misma manera como nosotros hacíamos con las guitarras", añadió el joven músico.

Ahí fue cuando se le ocurrió la idea de proponerle a un lutier, el bogotano Luis Alberto Paredes, la fabricación de "un instrumento que no fuera para la muerte, sino para la vida".

"Atención: esto no es un arma", se lee en grandes letras blancas en el negro estuche de su instrumento, que es en efecto una guitarra construida sobre un fusil. "Tengo todos los papeles y documentos, y el apoyo de la ONU, pero eso no impide que deba pasar varias horas en los aeropuertos explicándoles a los policías de que se trata", dice.

Su invento ha despertado entusiasmo a nivel mundial y tras recibir el apoyo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el Delito (UNODC), López se ha convertido en una suerte de embajador de la "no violencia".

Acaba de actuar en Indonesia y después de París dará un concierto la próxima semana en Kabul, la capital del atormentado Afganistán.

"Creo en el trabajo silencioso del arte, en el poder que puede ejercer sobre la gente que tiene poder y toma decisiones", explica.

"Un joven paramilitar desmovilizado, que entregó su fusil, al verme en un concierto con la escopetarra me dijo: si el arma puede cambiar, porqué yo no", añade.

López regaló una ‘escopetarra’ a la estrella del rock en español, el argentino Fito Páez y otra al colombiano Juanes.

"Estos fusiles, recuperados a milicianos de las autodefensas, pertenecían a las FARC. Cuentan que estas armas eran consideradas embrujadas por los guerrilleros porque dizque tenían un ‘chip’ electrónico que permitía ubicarlos. Son fusiles que llegaron de Jordania y fueron enviados a la selva en paracaídas a los guerrilleros por Vladimiro Montesinos, el jefe de los servicios secretos peruanos", contó el músico.

You must be logged in to post a comment Login