El tronar de los tambores sacude Montevideo en la fiesta de las Llamadas

MONTEVIDEO (AFP) – Montevideo se prepara para sacudirse este jueves y viernes al ritmo del candombe, con la celebración de las "Llamadas", una de las máximas expresiones de la cultura afrodescendiente de Uruguay, que copará los barrios Sur y Palermo, a pocas cuadras del centro de la capital.

Las calle Isla de Flores, que atraviesa estos barrios rivales y hermanos, verá desfilar al son de los tamboriles a 45 comparsas de negros y lubolos (blancos pintados de negro) repartidas en los dos días.

Las estrechas callecitas de Sur y Palermo, que albergaron en los siglos XVIII y XIX los primeros conventillos de esclavos africanos llegados a la costa montevideana, serán una vez más escenario de esta fiesta, cuyo origen no está vinculado al Carnaval -pese a que se acopló a esa celebración en 1890-, sino a los esclavos negros y al sincretismo con la cultura criolla de ascendencia europea.

Las Llamadas se realizan desde que la sociedad montevideana del siglo XIX permitió a sus esclavos encuentros en los que practicaban sus danzas al son de instrumentos -tamboril, mazacallas, mates y cítara africana- y, como expresaba una resolución del Cabildo, "se podían practicar extramuros" en la costa "los días de fiesta hasta la puesta del sol".

Unos 70 tamborileros, 40 miembros del cuerpo de baile, porta estandartes y los emblemáticos personajes de "la mamá vieja", "el escobillero" y "el gramillero", luciendo la vestimenta tradicional del Montevideo colonial, conforman los casi 200 integrantes de cada comparsa.

La atronadora celebración es muy popular entre los uruguayos y año a año genera cada vez más adeptos extranjeros.

Los boletos para las gradas y las sillas dispuestas por la Intendencia de Montevideo se vendieron en su totalidad, dijo a la AFP Nicolás Galván, del Departamento de Cultura de la Intendencia de Montevideo, quien añadió que el municipio de la capital uruguaya no tiene ningún retorno económico.

"Es todo gasto para la Intendencia. Es inversión en cultura", indicó.

En tanto, los vecinos de la calle Isla de Flores hacen su agosto, alquilando plazas en sus balcones y azoteas a un precio promedio de 500 pesos (25 dólares) por persona.

Se espera que unas 50.000 personas sigan el desfile, que, como todos los años, será televisado.

La Policía movilizará a unos 500 efectivos en el operativo de seguridad para que las Llamadas sean "una verdadera fiesta", dijo el director de seguridad de la la Jefatura de Montevideo, Luis Mendoza, en declaraciones a radio Carve.

Asimismo, se colocará un vallado para determinar los lugares por los cuales la gente podrá transitar para no interferir en el pasaje de las comparsas.

You must be logged in to post a comment Login