Efectos de histórica protesta de colombianos contra las FARC están por verse

BOGOTA (AFP) – Los colombianos realizaron esta semana en su país y en más de un centenar de ciudades del mundo una protesta sin antecedentes contra las FARC, cuyos efectos sobre esa guerrilla marxista y en el escenario político aún son inciertos.

La convocatoria, a través de internet, de un grupo de jóvenes que dicen ser independientes tuvo una masiva respuesta, que aunque no logró ser cifrada sobrepasó cualquier otra manifestación realizada en la historia colombiana.

La multitudinaria expresión se produjo luego de que el país conociera las casi que infrahumanas condiciones en que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), mantienen a un grupo de al menos 43 secuestrados civiles y de las fuerzas militares que proponen canjear por unos quinientos rebeldes presos.

Pese a que en la víspera de la manifestación del lunes el grupo guerrillero anunció sorpresivamente la entrega al presidente venezolano, Hugo Chávez, de tres ex congresistas en su poder desde hace siete años debido a su precario estado de salud, esto no hizo mella en la reacción de los colombianos.

El catedrático e internacionalista Fernando Giraldo considera que no se debe esperar un impacto inmediato sobre la situación de los rehenes, porque, dijo, las FARC sólo liberan rehenes "unilateralmente si les conviene o les reporta algún crédito político".

De ese criterio se aparta el sociólogo y ex integrante de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), León Valencia, quien opina que la combinación de la presión (las manifestaciones) con una alternativa de mediación internacional como la del presidente Chávez, puede provocar nuevas liberaciones de rehenes.

"Esto abre una puerta para continuar gota a gota con más liberaciones", puntualizó en declaraciones a la AFP.

A largo plazo, la protesta del lunes puede repercutir al interior del grupo guerrillero, especialmente sobre sus bases, estimó Giraldo.

"Las FARC tienen matices, entonces las manifestaciones tendrán impacto al interior de sus debates políticos y terminarán minando su integridad, especialmente en su postura sobre el conflicto", dijo Giraldo a la AFP.

Pero más allá del eventual impacto sobre el grupo guerrillero, Giraldo y Valencia coinciden en que el efecto más directo de las manifestaciones se verá en el escenario político.

Según indicó Giraldo, la protesta ciudadana fue una respuesta de apoyo tácito al presidente Uribe y su postura contra las FARC.

"Él es el que mejor va a salir librado porque lo que los colombianos están diciendo es que están de acuerdo con lo que Uribe está diciendo hace seis años –desde que inició su primer mandato–, negociación no".

Además, destacó, que si una protesta contra los grupos paramilitares convocada para el 6 de marzo próximo no logra una significativa respuesta, esto avalará aún más la posición de Uribe, y aunque también "polarizará" más al país, igualmente favoreciendo el clima político para una segunda reelección de Uribe.

De hecho, el miércoles, el partido Unidad Nacional, el principal de la coalición que apoya a Uribe, anunció que buscará una nueva reforma constitucional para posibilitar un tercer mandato de Uribe, quien no ha descartado claramente esa eventualidad.

Valencia señala que es "ingenuo creer que la manifestación, aunque tuvo un objetivo justo, no tuvo un carácter político intrínseco que le dio a Uribe un aval para per

You must be logged in to post a comment Login