Pide Calderón que Congreso de EU destrabe Iniciativa Mérida

El presidente de México, Felipe Calderón, pidió el jueves la aprobación por parte del Congreso estadounidense de un paquete por mil 400 millones de dólares de la Iniciativa Mérida y un mayor esfuerzo para disminuir la demanda de drogas.

En vísperas de una gira por Estados Unidos, el mandatario mexicano djio en una entrevista que publica este jueves el diario Chicago Tribune que el combate contra las drogas es un problema que afecta a los norteamericanos y "que compartimos como vecinos".

En el marco de la iniciativa de apoyo contra el narcotráfico el gobierno de Bush solicitó 550 millones de dólares para el año fiscal 2008 y otros 500 millones para 2009, la mayoría para México, aunque existe un componente de unos 150 millones para Centroamérica.

El diario, que pública la entrevista una semana antes de que el jefe del Ejecutivo mexicano visite esta ciudad de Illinois, resalta la batalla que enfrentan las fuerzas armadas contra el crimen organizado.

Al respecto, el mandatario dijo no estar sorprendido por la violencia desatada en este esfuerzo, porque "por supuesto que este no iba a ser un intercambio de flores". "Confrontar al crimen significa aplicar la fuerza del Estado y les estamos dando con todo", subrayó el mandatario.

El presidente mexicano consideró que un elemento importante en este esfuerzo es un mayor intercambio de inteligencia entre ambos países, lo cual se está dando, como el acceso de México al programa e-Trace, que puede seguir el origen de las armas usadas para cometer crímenes.

Calderón insistió en que espera que Estados Unidos aborde el problema de reducir la demanda de drogas ilícitas en su territorio.

"Si yo deseo eliminar el problema del crimen organizado en Nuevo Laredo, necesito tratar el consumo y compra en Laredo, Texas, de esas drogas. Si quiero hacerlo en Tijuana necesito atender el asunto en San Diego", ejemplificó.

Respecto a las campañas presidenciales en Estados Unidos, expresó su deseo de que cualquiera que sea el presidente electo tenga una visión más amplia y un análisis menos emocional y más objetivo y racional sobre el fenómeno de la inmigración. Una visión, dijo, "que permita la apertura de puentes de cooperación y la comprensión, en lugar de la construcción de muros que, en mi opinión, no solucionan ningún problema".

Al ahondar sobre el tema de la reforma migratoria sostuvo que se ha manipulado emocionalmente en la opinión pública estadounidense , generando un rechazo no solamente contra el inmigrante sino contra los mexicanos, lo que debe resolverse de alguna forma. Al exponer su visión sobre América Latina dijo que la decisión crítica está entre ser del pasado o del futuro.

"El pasado se podía representar por un regreso al autoritarismo o a las economías cerradas, a las expropiaciones o a la intervención de estado en la economía", remarcó. Pensamos, agregó, "que el futuro de América latina es definido por la democracia, por el respecto a los derechos humanos, por economías de mercado y por una intervención fuerte del estado para corregir inequidades".

La entrevista concluyó con la respuesta del presidente a una pregunta sobre su opinión respecto al director de la selección mexicana de futbol, Hugo Sánchez. "Yo se que él es una figura muy polémica, pero me parece que si Hugo Sanchez sabe unir su dirección. con el gran talento que existe entre los jugadores mexicanos, pueden hacer seguramente grandes cosas".

You must be logged in to post a comment Login