Shaq y Gasol se mudan, Kidd alista maletas y la NBA se estremece

LOS ANGELES, EEUU (AFP) – Hace apenas unas horas nadie se imaginaba que Shaquille O’Neal iba a dejar la ‘Ciudad del Sol’ para caer en la ‘Ciudad Caliente’, y una semana atrás era impensable que el español Pau Gasol se mudará de la ‘Ciudad de la Música’ a la ‘Capital del Espectáculo’.

Phoenix Suns y Los Angeles Lakers sorprendieron a propios y extraños con las adquisiciones respectivas de O’Neal y Gasol, y ahora parece haberse desatado una fiebre de megacambios en la NBA, que podrían alterar el balance conocido, y ya aburrido, de los últimos años.

El español Pau Gasol, centro que ayudó a España a ganar el Mundial-2006, fue transferido el viernes de los Memphis Grizzlies a Los Angeles Lakers.

Apenas cinco días después los Suns adquieron a O’Neal proveniente de Miami Heat, a cambio de Shawn Marion y Marcus Bank. Y todo el mundo en la NBA se mandó a correr para conseguir un buen negocio antes de la fecha límite del 21 de febrero.

Dallas Mavericks y Cleveland Cavaliers luchan por conseguir al base estrella Jason Kidd, los campeones San Antonio Spurs buscan ayuda en el perímetro dada la baja productividad de su lesionado base Tony Parker, New Orleans Hornets intenta reforzar su banca, y hasta Los Angeles Clippers están detrás de Mike Miller, el artillero de Memphis que sin Gasol a su lado se ha quedado más solitario que un lobo de las estepas.

Algo de lo que han carecido los Mavericks en esta campaña es de un armador eficiente que logre alimentar lo suficiente a su canastero alemán Dirk Nowitzki y mantener enfocado a Josh Howards.

Kidd, quien ha manifestado deseos de dejar a los New Jersey Nets, sería la solución a los dolores de cabeza del técnico Avery Johnson.

"Necesitamos ayuda, y no paramos de buscarla. Estamos con la vista puesta en la postemporada", dijo el ‘Pequeño Mariscal’ Johnson.

A Dallas (33-15) le ha salido este año un duro rival en la División Sudoeste en los Hornets (33-15), un equipo que muestra a tres de los mejores ‘escopeteros’ de la Liga: el serbio Peja Stojakovic, y los bases Chris Paul y Morris Peterson.

Los ‘Avispones’ le encajaron el miércoles derrota de 132-130 en doble tiempo extra a los Suns (34-15).

San Antonio espera que el recién contratado sustituto de Parker, el base Damon Stoudamire, le llene el hueco hasta el regreso de su armador titular, descartado por una lesión en un tobillo.

En el este, Cleveland (27-20) respiró aliviado con la salida de O’Neal de Miami, pero mira con preocupación a los renovados Boston Celtics (37-9), líderes de la Conferencia Este.

Una probable combinación J-J (Lebron James-Jason Kidd) haría más competitivo a los Cavaliers, finalistas del pasado año, y que ahora miran con preocupación a la Troika céltica de Kevin Garnett, Paul Pierce y Ray Allen.

James dijo que le encantaría que el gerente general de los Cavs, Danny Ferry, busque la firma de Jason Kidd, con quien armó jugadas de maravilla en el pasado torneo Preolímpico jugado en Las Vegas.

Al ser preguntado de si con la llegada de Kidd los Cavaliers podrían ganar su primer campeonato, James no lo pensó dos veces para decir: "Sí. Así de fácil".

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login