Crítica en voz alta cobra fuerza en Cuba bajo expectativas de cambios

LA HABANA (AFP) – La crítica abierta a los problemas de Cuba, convocada por el presidente interino Raúl Castro, tomó impulso en medio de la expectativa por "cambios" dentro del socialismo, a ejecutar por la cúpula de Gobierno que se definirá dentro de dos semanas.

Descartando "stripteases políticos como los de los ex socialistas europeos", el diario Juventud Rebelde, único de circulación nacional los domingos, descartó que ese proceso lleve a "que nos despellejemos en público".

Una "revolución dentro de la revolución", mencionó el rotativo, al destacar que los debates se llevan cabo en un ambiente constructivo y de búsqueda de soluciones.

En la calle se multiplicaron esta semana las especulaciones sobre medidas por venir, en un ambiente revuelto por un video que muestra a estudiantes de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) cuando plantean ante el jefe del Parlamento, Ricardo Alarcón, críticas a prohibiciones y demandas de cambios.

Los jóvenes, que se declararon revolucionarios, criticaron la abismal diferencia entre salarios en pesos cubanos y precios en moneda dura, las restricciones para viajar al exterior y hospedarse en hoteles.

Según la grabación, que circuló esta semana de mano en mano y por internet, también cuestionaron las limitaciones en el acceso a internet, la falta de contacto entre los dirigentes y la población, y de rendición de cuentas en la gestión de gobierno.

"Una revolución no puede avanzar sin proyecto. Nosotros estamos seguros de que existe, lo que queremos saber es cuál es", dijo el dirigente estudiantil Eliécer Avila.

Este video precedió a otro que se había filtrado sobre una reunión con altas autoridades del Ministerio de Finanzas, ante quienes empleados protestaron vivamente porque el gobierno cobrará un impuestos a los cubanos que reciben divisas por su trabajo en empresas extranjeras.

Desde que Raúl asumió provisionalmente el poder en Cuba, en julio de 2006 por una crisis de salud de su hermano Fidel, la crítica ha cobrado auge en la isla, sobre todo luego de un reciente debate masivo al que convocó para hablar con "valentía" de los problemas del país.

Cada vez son más frecuentes en los medios de prensa cubanos, todos bajo control estatal, los comentarios y reportajes que revelan los males del país, incluso de los problemas en la salud y educación, emblemas de la revolución cubana.

El pasado martes, Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, hizo un fuerte llamado a eliminar la "mentira", el "hipercriticismo" y "reconocimiento indebido" de las filas de esa organización y de la sociedad.

La ola de críticas adquiere mayor relieve en momentos en que el país está por definir a la cúpula de Gobierno para los próximos cinco años. Raúl convocó este fin de semana a los diputados electos el 20 de enero a instalar el nuevo Parlamento el 24 de febrero.

La gran incógnita para ese día es si el líder de 81 años, en el poder desde 1959, será reelecto presidente a pesar de estar aún convaleciente, o si su hermano asumirá definitivamente el cargo, o se dará paso a una nueva estructura de mando.

Pero más allá la definición del papel político que jugará Fidel Castro -dado su liderazgo histórico-, el nuevo Parlamento, y los Consejos de Estado (Ejecutivo) y de Ministros, que serán definidos en la sesión, deberán encarar lo que Raúl llamó "grandes decisiones".

You must be logged in to post a comment Login