Nicaragua rechaza presencia militar colombiana en zona marítima en disputa

MANAGUA (AFP) – La Fuerza Naval de Nicaragua consideró un acto de “hostilidad” la presencia de unidades aéreas y navales colombianas en la zona marítima que ambos países disputan en el Caribe, mientras un diputado de la oposición llamó al gobierno a evitar un conflicto militar.

“Es una hostilidad (…) desde el momento que usted tiene una nave de guerra mucho más grande que la que nosotros tenemos, en un área que ya la Corte Internacional de Justicia (de La Haya) ha dicho que hay” que delimitar, denunció el jefe de la naval nicaragüense, contralmirante Juan Estrada, a la prensa local.

Dijo que Colombia “mantiene dos medios navales y componentes aéreos con un reforzamiento a la intemperie de marina en las islas San Andrés y Providencia”, ubicadas en la zona del diferendo marítimo.

Aunque reconoció que “hasta el momento no hemos tenido ningún problema con la armada de la República de Colombia” en el Caribe a causa de esta disputa, dijo que el ejército nicaragüense no se dejará intimidar y seguirá patrullando en aguas que considera parte de su jurisdicción.

“Nosotros mantenemos nuestro despliegue operacional, aeronaval en la Costa Caribe nicaragüense”, para luchar contra el narcotráfico, la piratería y defender que se viole la soberanía y “eso implica que si hay que derramar la sangre, hay que derramarla”, apuntó el jefe naval.

El canciller nicaragüense, Samuel Santos, por su lado anunció que este miércoles pedirá al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, que exija a Colombia “que retire sus posiciones trogloditas y de fuerza” en el Caribe.

Nicaragua reclama desde 2001 a Colombia ante la CIJ la soberanía en una extensión marítima de 50.000 km2, que incluye las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y cayos adyacentes.

La CIJ resolvió en diciembre pasado dar curso a la demanda nicaragüense para definir los límites marítimos entre ambas naciones en el Caribe, sin afectar la soberanía que Colombia ejerce sobre las Islas San Andrés y Santa Catalina, que Managua asegura seguirá reclamando como suyas.

El presidente Daniel Ortega advirtió en varias oportunidades que mientras la CIJ no delimite sus fronteras, Nicaragua tiene derecho a pescar en la zona en disputa, ante la negativa de Colombia de permitir el paso a sus pescadores.

Mientras el diputado opositor de la disidencia sandinista Víctor Tinoco exhortó a Ortega a “no permitir que esto camine a la esfera militar, (porque) no hay que caer en la trampa de que el conflicto se convierta en un asunto militar”.

Las relaciones entre Nicaragua y Colombia subieron de tono a la víspera de que la CIJ decida este lunes el plazo para que Colombia responda a la demanda nicaragüense.

You must be logged in to post a comment Login