Semana de la Moda de Londres debutó con un tributo a Klimt y al chic urbano

LONDRES (AFP) – La semana de la moda de Londres debutó el domingo con las primeras de más de medio centenar de colecciones otoño-invierno 2008, cuya estrella será la reina de la pasarelas londinenses, Vivienne Westwood, que regresa a esta ciudad tras nueve años de ausencia.

Los desfiles incluyen desde a creadores consagrados internacionalmente, como Paul Smith, Julien McDonald, Luella y Jasper Conran, hasta a jóvenes diseñadores como Christopher Kane, Gareth Pugh, Giles Deacon, Marios Schwab y Bora Aksu, que llaman la atención por su imaginación desbordante.

Westwood, de 66 años, que había abandonado Londres por París desde hace casi una década, presentará el jueves por la noche su colección Red Label.

Las invitaciones al desfile de la “sacerdotiza del punk”, honrada ahora por la reina Isabel con el título de “Dama”, son las más peleadas, también porque se prevé que una de sus modelos será Kate Moss.

El diseñador irlandés Paul Costelloe inauguró este domingo de mañana los desfiles, que se celebran hasta el viernes en todo Londres: desde la gran carpa blanca levantada al lado del museo de Historia Natural hasta los lujosos salones de hoteles como el Claridge, pasando por las salas de la majestuosa Opera de Covent Garden.

La inspiración de los diseñadores parece ser tan variada como los colores, cortes y tejidos que utilizan. Ben de Lisi dijo a la AFP que se había inspirado para esta colección en “los colores y el ritmo de la ciudad”, lo que él denomina el “chic urbano”.

Sus colores fueron por ello acerados, cobrizos, metálicos, y sus trajes estaban provistos de un gran movimiento.

En cambio, Costelloe, que presentó una elegante colección donde destacaron los abrigos, algunos de ellos con mucho volumen, contó que había buscado su inspiración en el universo de la ópera y en el estilo y los volúmenes de la década del 40 y 50.

La casa Biba, cuyo equipo de creadores está bajo la dirección artística de Hector Castro, se inspiró en cambio en la naturaleza – bosques oscuros, hojas y flores -, creado vestidos en tejidos suaves como seda, organza y chifón, que caían formando una cascada de pétalos.

Biba – que también estudió para su colección los lienzos del pintor austriaco Gustav Klimt, que retrató a bellas mujeres vestidas con trajes suntuosos, llenos de color y fantasía – presentó una colección en toda una variedad de tonos azules y de negros incrustados con piedras y motivos metálicos.

Una parte del desfile de la diseñadora Caroline Charles – cuyas modelos desfilaron acompañadas de niñas y de los ritmos de jazz de una banda musical – estaba inspirada en Marruecos, con kaftanes bordados con pedrería, pero presentó también abrigos de terciopelo floreados, evocadores de los años 40.

La semana de la moda de Londres, que atrae a unos 5.000 miembros de la industria, celebridades y periodistas internacionales, concluye el viernes con la presentación de la colección de Julien McDonald, que como siempre estará acompañada de protestas por su obstinada utilización de pieles de animales.

You must be logged in to post a comment Login