Confiesa hispano que trasladó de EU a México el cadáver de una mujer

El Paso.- Un hispano residente en El Paso, Texas, confesó haber asesinado a una mujer en el sur de Nuevo México y luego haber trasladado su cuerpo a Ciudad Juárez, en el estado mexicano de Chihuahua, para tratar de confundir a los investigadores.

"La dejé allá de forma que no se me regresara", confesó Guillermo Ruiz Armendáriz a la policía de Texas, de acuerdo con una orden de arresto interpuesta por autoridades de Nuevo México para obtener su extradición a esa entidad.

Ruiz, de 36 años, fue acusado la semana pasada por el procurador de distrito en Alamogordo, Nuevo México, del homicidio de Anabel Calzaba Alvarado, de 20 años, originaria de Ruidoso, Nuevo México, ocurrido el 18 de diciembre de 2007.

El individuo, detenido en una cárcel de El Paso en espera su extradición a Nuevo México, fue acusado también de manipular evidencias por remover del lugar del delito el cuerpo, el arma criminal (un cuchillo), la ropa de la víctima y su vehículo.

Ruiz también está acusado de retener al hijo de dos años de Calzaba Alvarado, quien permaneció en el automóvil durante todo el incidente y fue trasladado a Ciudad Juárez y abandonado en las calles de esa ciudad.

Scott Key, procurador del Doceavo Distrito Judicial de Nuevo México, dijo que probablemente el menor presenció el homicidio de su madre.

Los detalles del caso salieron a la luz el domingo al darse a conocer la orden de aprehensión emitida por las autoridades de Nuevo México.

En un principio, Ruiz había declarado que cometió el homicidio en Ciudad Juárez, pero luego de saber que sería extraditado a México para ser procesado en ese país, admitió que lo hizo en Nuevo México.

Los investigadores confirmaron la segunda versión cuando siguieron las direcciones proporcionadas por Ruiz hacia un área montañosa donde dijo había matado a Calzaba Alvarado cuando ella se negó a sostener relaciones sexuales con él.

En el paraje en las afueras de Ruidoso, los investigadores encontraron sangre de la víctima y una cartera que le pertenecía.

Ruiz traslado el cuerpo en su automóvil 250 kilómetros hasta Ciudad Juárez, y tras arrojar el cadáver y quemarlo en las afueras de esa ciudad, abandono al hijo de la víctima en una calle del centro, donde fue recogido por una mujer para entregarlo a los bomberos.

– NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login