Huelga de guionistas de Hollywood suspendida para votar proyecto de acuerdo

LOS ANGELES (AFP) – Los guionistas de Hollywood se pronunciarán este martes sobre un acuerdo con los productores que pondría fin a tres meses de una huelga histórica y muy costosa que impidió el rodaje de decenas de series de televisión y películas.

En Los Angeles como en Nueva York, los dos polos de la industria audiovisual estadounidense, los miembros del sindicato de guionistas de cine y televisión (WGA) deben votar la tarde del martes con papeletas secretas un protocolo de acuerdo diseñado por su dirección y el sindicato de productores, el AMPTP.

El resultado de la votación probablemente no deja casi duda, afirmó por la mañana la prensa especializada de Hollywood, estimando que el sector volverá a trabajar el miércoles. La biblia de la farándula, la revista Variety, asegura que el proyecto de contrato nuevo “recibió la bendición de toda la dirección de la WGA”.

“Aunque algunos miembros (del sindicato) han expresado su inquietud por algunos aspectos del contrato (…) casi todos los miembros comenzaron a prepararse para el trabajo”, asegura la revista.

Unos 12.000 miembros de la WGA entraron en huelga el 5 de noviembre en reclamo por retribuciones por contenidos difundidos gratuitamente o vendidos por internet.

La duración del paro se explica por la voluntad de los guionistas de no repetir los errores cometidos en la huelga de 1988 cuando dejaron en el limbo las negociaciones relacionadas con los productos visuales en formato casero y lograron esta vez un contrato que les da una porción de las ganancias por la comercialización de productos en internet y nuevas plataformas tecnológicas.

Según Jason Squire, profesor de la Universidad de California del Sur y especialista de la industria del cine, el contrato obtenido por la WGA es una victoria.

“Considerando el principio de que la WGA tiene jurisdicción sobre internet y los nuevos medios es un paso innovador de cara al futuro”, indicó Squire, señalando que el texto anticipaba el crecimiento exponencial del consumo de contenido y la reducción de los DVD y de la televisión tradicional.

Pero a corto plazo la huelga tuvo también efectos devastadores para la industria audiovisual estadounidense, anota Squire.

La Corporación para el Desarrollo Económico de Los Angeles estimó el costo total de la huelga en la región en 2.000 millones de dólares, la mayor parte considerando las ganancias en el sector de servicios.

Los estudios, que cedieron terreno a la WGA tras afirmar que los nuevos medios ya no eran rentables, han amortiguado en parte el costo de la huelga al despedir a cientos de personas por “fuerza mayor”.

También han anulado costosos contratos de guinistas empleados por año, y es posible que sean remplazados por proveedores de contenido trabajando por proyecto.

El fin de la huelga, si se confirma, salvará in extremis los premios Oscar, la gran gala anual de premios en Hollywood, el 24 de febrero. Los Golden Globes del 13 de enero no corrieron la misma suerte y fueron afectados por el movimiento y remplazados por una deslucida conferencia de prensa.

Más de 60 series de televisión fueron interrumpidas, entre ellas las muy exitosas “Desperate Housewives” y “24”. El séptimo arte también sufrió, los rodajes de las cintas “Angeles y demonios” con Tom Hanks, “Pinkville” de Oliver Stone y “Shantaram” de Mira Nair con Johnny Depp están muy retrasadas.

You must be logged in to post a comment Login