Jóvenes promueven entrega al estudio y servicio comunitario

A sus catorce años de edad la estudiante Gabriela Posada, residente de Herndon en Virginia está convencida que solamente a través de la educación alcanzará su metas con mucho coraje, paciencia y compromiso.

Y es ese el mensaje que Gaby —como cariñosamente la conocen sus amigos—transmite a otros jovencitos de sus edad que ya la toman como una modelo por su entrega al estudio y al servicio comunitario.

La joven ha hecho presentaciones no solamente en su vecindario sino también en otros condados del norte de Virginia y fuera del estado, como en Los Angeles, California.

“Lo que trato de enseñarles a estudiantes como yo es que también ellos son importantes y que si otros muchachos pueden hacer cosas trascendentes también ellos pueden lograrlo”, indicó.

Agregó que “por eso tenemos que buscar a alguien que nos enseñe cosas nuevas, porque si nosotros mismos no buscamos la solución de nuestros problemas ¿quién lo va a hacer por nosotros?”, preguntó Gaby.

La joven estudiante fue la oradora en un foro el sábado 9 en Northern Virginia Community College (NOVA) en Alexandria, Virginia, donde asistieron decenas de adolescentes.

“Siento que ver a alguien tan joven como yo los inspira a seguir adelante, porque nunca es tarde para empezar. Siempre tenemos una oportunidad”, dijo. Gaby, quien cursa octavo grado en la escuela Herndon Middle.

Gaby hace una serie de ajustes para balancear sus estudios con diferentes tareas comunitarias, considera vital la participación de los padres y profesores en el éxito de muchachos y muchachas de su edad, pero hace algunas observaciones.

“Los profesores no tienen que decirle a sus alumnos cosas negativas a cada momento y los padres de familia deben fijarse más en las cosas buenas que hacen sus hijos y no en las malas”, recomendó.

Gaby siempre está acompañada de su madre cuando asiste a un evento como el foro estudiantil del fin de semana.

Otros de los invitados al foro en NOVA fue el activista Juan Pacheco, quien por problemas personales hizo un paréntesis en sus estudios cuando era un adolescente, pero reinició hace varios años.

En 2007 Pacheco, de 30 años, se graduó como enfermero en la Universidad de George Mason y este año piensa continuar con dos carreras al mismo tiempo: Biología y Psicología para luego continuar en la escuela de medicina.

“El sueño de ser médico un día nunca va a morir en mi hasta que lo logre, porque uno como latino tiene que tener esa inspiración y fe de que se puede ser alguien [importante] en el futuro”, destacó.

El activista de origen salvadoreño reconoce que un líder antes de retirarse tiene que crear nuevos líderes en la comunidad como el que está moldeando por medio de Gaby o Kevin Sánchez, otro joven que ya está trabajando con sus semejantes en la comunidad.

Pacheco opinó que entre los latinos se tiene que rescatar el concepto de familia porque al llegar a este país la unidad se rompe. El padre o la madre se mantienen ocupados en dos o más trabajos mientras los hijos se crían en la calle y por eso no hay unidad ni respeto.

“Pero no es culpa solamente del hijo, porque él está creciendo y se está desarrollando, tratando de encontrar su lugar en el mundo”, enfatizó.

“Por eso el padre tiene que tener también responsabilidad de cuidar al hijo, tener tiempo, darle amor, cariño, aceptarlo y tener paciencia. El padre y el hijo tienen que trabajar juntos”, puntualizó Pacheco.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login