Operativos a gran escala contra la violencia en capital guatemalteca

GUATEMALA (AFP) – Cientos policías, apoyados por el Ejército, tomaron este martes las principales avenidas de la capital guatemalteca para brindar seguridad, principalmente en el transporte, cuyos choferes han sido blanco de una ola de asesinatos.

Las fuerzas de seguridad suben a los autobuses para registrar a los pasajeros, pero en las líneas de las llamadas ‘zonas rojas’ bajan a los usuarios para hacer un registro más minucioso y así determinar si cargan armas de fuego, observó la AFP.

La estrategia, denominada ‘Plan bus seguro’, es una reacción a los ataques violentos perpetrados la semana pasada contra pilotos y ayudantes, que dejaron unos diez muertos y que el presidente Álvaro Colom atribuyó a una campaña del crimen organizado para desestabilizar al país.

"Nuestros agentes están abordando constantemente las unidades del transporte en todas sus rutas, y adicionalmente, desplegamos 200 elementos encubiertos, con la orden de actuar contra la delincuencia", afirmó el director adjunto de la Policía Nacional Civil (PNC), Henry López.

De acuerdo con el oficial, en esta semana participarán unos 1.000 agentes de la PNC, que serán apoyados por un número similar del Ejército, con lo que se pretende frenar la ola de asaltos, extorsiones por parte de pandillas juveniles y muertes en las unidades del transporte.

Este martes, las fuerzas de seguridad lograron frustrar un asalto a un autobús en la periferia sur, donde resultó herido con arma de fuego un presunto delincuente que se enfrentó con los agentes, mientras otros dos se dieron a la fuga.

Junto con el despliegue policial, la Gremial de Empresarios del Transporte hizo un llamado a sus filiales para negarse a pagar las extorsiones y denunciar a los implicados en estas acciones ilícitas y así contrarrestar la ola de violencia.

"Quien paga se vuelve cliente, y sólo logra que los cobros cada vez sean mayores; necesitamos que la policía nos sigua acompañando", comentó el presidente de la gremial, Óscar Albisurez.

Entre tanto, el titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad, ente apoyado por la ONU, el español Carlos Castresana, comentó que el organismo comenzará a investigar la muerte de los choferes, que ya suman 14 este año, a solicitud del presidente Colom.

"En un análisis preliminar se puede mencionar que se trata de una actividad organizada, que no se trata de casos aislados. Estas muertes guardan alguna clase de estructura de organización; a priori se puede explicar que es competencia de la Comisión", comentó el prestigioso jurista español.

Tres agentes policiales, entre ellos un subinspector, han sido capturados por la supuesta ejecución extrajudicial de un ayudante del servicio de transporte urbano de la capital el jueves de la semana pasada.

Según la prensa local, uno de los agentes tiene antecedentes penales por robo en 1998.

You must be logged in to post a comment Login